sábado, 15 de junio de 2019

0313: de cómo algo bonito se perdió en el teclado


Era una verdad impalpable
Si alguien es el culpable, el culpable soy yo
¡Calla!
Déjame que desgrane mis errores, déjame que me desgarre el pecho al recordar mi terquedad, mi ennegrecimiento ante una verdad tan grande como el culo de JLo, no lo vi, si bien lo palpe, no lo entendí.
¡Ahora es tarde! Tardísimo para zurcir mi error.
Yo la conocí a la ribera del Palacios, las gotas resbalaban de su piel lustrosa, sus pezones iluminaban su camino hacia mis ojos, me miro y sus pies marcaron un rumbo diferente, el bailoteo de sus nalgas fue como un suspiro al anochecer.
Después, supe mucho de ella, de sus amores y de sus fracasos, de su nombre y de sus alias, de su casa y de otras cosas más que llenaron mi cabeza de fantasías quiméricas.
También supe que ella indagaba de mi vida, de mis cosas, de mis amores y de mis fracasos.
Y el tiempo y el clima se interpuso entre nosotros.
[Aquí el corrector dice que en vez de interpuso, debe decir interpusieron. Cómo es posible que una máquina que no sabe de mis emociones me venga con estas macanas, ¿Quién fue el imbécil que le dijo a la máquina que dijese lo que yo no quiero que diga?]
Se interpuso entre nosotros.
¡Aja que bonito! Ahora la maquina dijo: Ok,
¡Mierda, mierda! Ya perdí el hilo de la charada.

jueves, 13 de junio de 2019

0312: el sagrado rito matrimonial


-Aquí nos hemos reunido, para celebrar la unión matrimonial de Jose Luis con Ivonne Darling, conforme a las leyes del país y también de acuerdo al acuerdo verbal entre los novios que será suscrito al finalizar este acto público.
Jose Luis concurre a este acto en base a una promesa de tener sexo, cuándo quiera, dónde quiera y cómo quiera que le prometió Ivonne Darling si él se casaba con ella. (“Ahora no, pero cuando nos casemos este cuerpecito será tuyo, las veces que quieras”)
-No se olvide de lo mío señor notario –dijo Ivonne Darling
-En contrapartida Ivonne Darling le pidió a Jose Luis que cada día que ella pase con él, Jose Luis lo recompense comprándole una prenda de vestir.
-Señor notario, al decir prenda de vestir quise decir una tanga, un sujetador, algo más relacionado al coito, no me refería a un vestido, por ejemplo, pues tengo en mente suscribir un contrato de compra-venta de un hermoso chalet en la Urbanización Lula Lunera en el Urubo, donde haríamos nuestro nido de amor y criaremos a nuestros hijos, mientras pagamos la casita.
-¡Tú estás loco si crees que podrás cogerme por un sujetador!
-¡Mi madre jamás le exigió nada a mi padre y fuimos una familia feliz junto con mis nueve hermanos!
-¿Tu sabes cuándo cobra por un polvo una scort con un culito respingado como el que tengo?

martes, 11 de junio de 2019

0311: de ahogos y desahogos


-Don Fermi, esa señora que le hace doler la cabeza ha venido de nuevo
-¿¡Cómo!? ¿Quién me hace doler la cabeza?
-No sé yo, usted le dijo a dona Clemencia: ay hija esa tu amiga que viene a desahogarse me deja pensativo y termino con dolor de cabeza
-Ahh, así que la señorita Lourdes viene a visitarme
-No, ella ha preguntado por doña Cleme y yo le he dicho voy a ir a ver si esta
-Hazla pasar a mi despacho, esa pobre muchacha ha sufrido bastante, tiene el corazón destrozado y necesita una cura inmediata, si no, ¿quién sabe qué locuras cometerá para apagar ese fuego que la quema?
-¿Don Fermi y cuando vuelva de su tour por las europas doña Mecha, qué le voy a responder cuando me pregunte como se porto usted?
-¡Calma hija, calma! Para cuando doña Mecha regrese la señorita Lourdes estará buscando dónde desahogarse.
-Usted es malo
-No hija, no soy malo, lo que sucede es que muchas personas, hombres y mujeres, por una anomalía en su ego les gusta ese vivir de sufrimiento, lo disfrutan y aunque no lo creas hija: ¡lo buscan! Se masturban mentalmente pensando todo el día en lo mismo.

sábado, 8 de junio de 2019

0310: chisteando


Tres generales, un americano, un ruso y un boliviano, están en un barco presumiendo de lo valerosos que son sus hombres. El general americano llama a uno de sus soldados y le dice:
- Tírate al agua, nada alrededor del barco y vuelve.
El soldado americano, sin pensárselo dos veces, se tira de cabeza al agua, nada alrededor del barco y vuelve a subir. Entonces el general americano le dice a los otros dos generales:
- ¿Esto es valor o qué?
Pero el general ruso no se deja impresionar, llama a uno de sus soldados y le dice:
- Tírate al agua, da veinte vueltas a barco buceando, y caza un tiburón con tu cuchillo.
El ruso se lanza al agua inmediatamente, y sin asomarse a respirar da las veinte vueltas al barco y luego mata con su cuchillo a un pobre tiburón que turisteaba por allí; cuando vuelve al barco con el tiburón, el general ruso le dice a los otros dos:
- ¿Esto es valor o qué?
Entonces el general boliviano llama a uno de sus soldados y le dice:
- Te vas a tirar al agua haciendo el salto del ángel, vas a bucear hasta el fondo del mar mientras das mil vueltas alrededor del barco, vas a buscar un barco hundido con un tesoro, y mientras te lo traes aquí vas a matar veinte tiburones con tus manos desnudas.
El soldado boliviano le contesta:
- Yaaa oiga mi general, ¿y por qué no manda usted a su abuelita?
El general boliviano se vuelve hacia los otros dos generales y les dice con una cara rebosante de orgullo:
- ¿Esto es valor o qué?


Evo Morales y su chofer paseaban por las campiñas tarijeñas, cuando súbitamente atropellaron a un cerdo, matándolo instantáneamente. Morales le dijo a su chofer que fuera a la granja para explicarle al dueño lo sucedido. Una hora más tarde, ve a su chofer venir tambaleándose, con un Cigarro en una mano, con una botella en la otra, y su ropa desarreglada.
-¿Qué pasó?
Preguntó el presidente a su chofer
-Bueno, el chapaco me dio el vino, su mujer el cigarro y su hermosa hija me hizo el amor apasionadamente.
– Por Dios, ¿qué les dijiste?
– Les dije: »Soy el chofer de Evo Morales y acabo de matar al cerdo»


Estaba Evo discurseando en el Chapare y de pronto se aparece Jesucristo bajando lentamente del cielo.
Se pone a un lado de Evo y le susurra algo. Entonces Evo dirigiéndose a la multitud, dice:
– ¡Atiendan compañeros! acaaa… Jesucristo mandado por el Dios mismo… quiere decirles algo.
Jesucristo tomando el micrófono dice:
– Habitantes de las seis federaciones de productores de coca en el  Chapare ¿No es cierto que así como yo multipliqué el pan y los peces para dar de comer a todos. Este hombre trajo los bono Juancito Pinto de ayuda a los niños, a las mujeres el bono Juana Azurduy para que todas las mujeres parieran gente por igual?
El pueblo responde:
-Sí!!
– ¿No es cierto, que igual que yo anduve entre putas y publicanos, él anda acompañado de ladrones y corruptos?
El pueblo nuevamente responde:
– Sí!!
– ¿No fue traicionado por Román Loayza como yo lo fui por Judas?
El pueblo frenético responde:
– Síí!!
– ¿Se le conoce como el Cocalero, como a mí se me conoció como El Mesías?
El pueblo responde (ya enloquecido y emocionado):
– Siiiiii
– Entonces,
¿Qué esperan para crucificar a este hijo de p…?

viernes, 7 de junio de 2019

0309: el venado


-¿Qué le pasa compadre, lo veo tan desanimado?
- Compadre, ¡¡la desconsiderada de mi mujer!! Usted sabe que somos muy pobres, me voy con mi escopeta, arriesgándome con los peligros del monte, víboras y animales salvajes, garrapatas, mosquitos, ¡un calor de mierda! con suerte logro cazar un venado, tengo que cargarlo a mis espaldas el largo camino de regreso y subir la loma hasta la casa, no termino de llegar, cuando aparece mi mujer con cuchillo en mano y empieza a repartir el venado entre los vecinos y sus familiares. Que una pierna pa' doña Juana, que otra para doña Paquita, que este lomito pa' mi mamá, que las costillitas pa' mi hermana, a los dos días de nuevo sin nada que comer, el tonto, otra vez de cacería. Pero ya me cansé y esta noche me separo.
-Invite a su mujer de cacería, no le diga las penurias que pasa, píntele bonita la cosa.
El compadre siguió el consejo y por supuesto la convenció; ella, entusiasmada fue con falda larga, que poco a poco se le desgarraba con las púas en el camino; la blusa le quedó toda dañada, los zapatos se le rompieron por las piedras y las espinas la hicieron sangrar. Se le pegaron garrapatas y bichos. Las manos con ampollas y llagas, casi un infarto al toparse con una víbora. Por fin, después de tantos martirios encontraron un venado. El hombre se acercó a su presa, disparó y el venado cayó muerto. La mujer no cabía de júbilo pensando en que su sufrimiento había terminado, pero no era así.
- Ahora mujer, vas a tener que cargar al venado porque no sé qué paso pero me vino un dolor terrible
La mujer casi se desmaya, ante la desesperación por regresar a su casa, ni para protestar tuvo alientos. Cargó el venado en su espalda hasta su casa, casi muerta con las piernas temblando, jadeando y a punto de desmayar, al llegar tiró el animal en la mesa de su casa.
Sus hijos y vecinos salieron a recibir a la pareja de cazadores acostumbrados a la repartición, gritaron con alegría:
- ¡¡¡ Vamos a repartir el venado!!!
La mujer tirada en el piso, hizo un esfuerzo sobrehumano para levantar la cabeza y con los ojos inyectados de sangre, volteó a los vecinos y agarrando aire, les gritó:
- ¡¡¡ El hijo de la gran puta que me toque ese venado, lo mato!!!

jueves, 6 de junio de 2019

0308: el carro de la vida


Un viajero que tuvo que hacer una larga travesía, ató su animal a un carro e inició la marcha hacia un largo destino, con un límite fijo de tiempo. Al animal lo llamo Necesidad, al carro Deseo, a una rueda la llamó Placer y a la otra Sufrimiento.
Así pues el viajero llevaba su carro a derecha e izquierda, pero siempre hacia su destino.
Cuanto más velozmente iba el carro, más rápidamente se movían las ruedas del Placer y el Sufrimiento, conectadas como estaban por el mismo eje y transportando como estaban el carro del Deseo.
Como el viaje era muy largo y nuestro viajero se aburría, decidió entonces decorarlo, ornamentarlo con muchas bellezas. Pero cuanto más embelleció el carro del Deseo más pesado se hizo para la Necesidad, de tal manera que en las curvas y en las cuestas, el pobre animal desfallecía no pudiendo arrastrar el carro del Deseo. En los caminos arenosos las ruedas del Placer y el Sufrimiento se incrustaban en el piso.
El viajero desesperado, porque el camino era muy largo y estaba muy lejos su destino, decidió meditar sobre el problema y, al hacerlo, escuchó el relincho de su viejo amigo. Comprendiendo el mensaje, a la mañana siguiente desbarató los adornos del carro, lo alivió de sus pesos y muy temprano llevó al trote a su animal avanzando hacia su destino. No obstante, había perdido un tiempo que ya era irrecuperable.
A la noche siguiente volvió a meditar y comprendió, por un nuevo aviso de su amigo, que tenía ahora que acometer una tarea doblemente difícil, porque significaba su desprendimiento.
Muy de madrugada sacrificó el carro del Deseo. Es cierto que al hacerlo perdió la rueda del Placer, pero con ella perdió también la rueda del Sufrimiento. Montó al animal de la Necesidad, y sobre sus lomos, galopó por las verdes praderas hasta llegar a su destino.

martes, 4 de junio de 2019

0307: escritor fantasma


La primera investigación que realicé fue para una futura psicóloga, muy adinerada, que no tenía tiempo para nada y se quejaba de todo. Eso decía cada vez que nos encontrábamos: yo para entregarle avances, ella para darme billetes de alta denominación. Le escribí una tesis sobre indigentes que supuestamente se resocializaban bajo la tutela de un programa pedagógico creado, a principios del siglo XX, por un ruso de apellido Makarenko. Me inventé 32 historias de vida y, de cada una, ficcioné una entrevista y una encuesta. Mi trabajo de campo consistía en vagabundear por el centro de la ciudad desde las 5 de la tarde hasta que me cansara.
Daba vueltas y vueltas observándolo todo. Tomaba notas, grababa audios, hablaba con la gente. Cuando me aburría me metía a la Cinemateca o al cine de la Universidad. Pescaba ciclos que nadie veía: Ciclo de cine por la paz de Medio Oriente, Muestra de cortos documentales de la Amazonía, Maratón de cine rosa y amores raros, Retrospectiva de cine etnográfico francés, etc. La poca gente que entraba conmigo a estas funciones iba, o bien para dejar pasar el tiempo, agarrar un poco de calor, guarecerse de la lluvia, dormir y roncar, o nada más que a buscar un espacio para la humedad amatoria en medio de la oscuridad del cinematógrafo.
Cuando me asaltaban dudas sobre cómo pensar, estructurar, retratar o escribir la vida de indigentes para la tesis de la futura psicóloga, me encerraba en la biblioteca y me sumergía largas horas en libros sobre la pobreza, la marginalidad, el olvido y todas esas cosas que suelen denigrar a las personas. Así conocí a Lee Stringer, Richard Gwyn, Cesare Pavese y Emilio Salgari. Varias veces los vigilantes de la biblioteca golpearon mi mesa de estudio para decirme: “joven, por favor salga, ya cerramos”. Estaba tan involucrado con el tema que llegué a pensar en pasar noches en la calle, como si fuera un vagabundo más. Lo intenté, pero siempre me agarraba un sueño voraz a la madrugada y entonces, totalmente vencido, decidía tomar el último colectivo, aquel que me sacaba del centro hacia el suroccidente de la ciudad.
En una ocasión el novio de la futura psicóloga la acompañó a una de nuestras reuniones clandestinas porque se había obsesionado con la idea de que éramos amantes. Ahora me pregunto qué habrá sido, lo que el tipo imaginaba: ¿Una escena de sexo ansioso en alguna polvorienta habitación? ¿Una postal de romanticismo descarriado con la voz de Enrique Bunbury? Pobre tipo. De todas maneras, mi condición de espectro, además de sospechoso, me hacía merecedor de cualquier cosa. En fin, todo lo que merodeaba mi vida por aquella época era ambiguo.
Aquella reunión con el novio de la futura psicóloga fue así: el tipo me miraba con una circunspección recelosa, como esperando descubrir el gesto delator, aquel atisbo que haría detonar su puño o su saliva en mi rostro. Pero yo era todo un profesional: hablaba de Piaget o Jung con maestría y los mezclaba con quien fuera: Freud, Vygotsky, Fromm, Skinner. Siempre hablaba de acuerdo a los intereses particulares y disciplinares de cada cliente. Todo era cuestión de endulzar el oído: sonar axiomático, evadir las réplicas, transmitir confianza y, para eso, las palabras usadas y la respiración tenían un ritmo puntual, y la manera como sujetaba la taza de café o la cerveza una disposición precisa. Después hablaba de plata, improvisaba un cronograma para la semana siguiente, decía cualquier cosa que ablandara la incómoda situación de mis particulares jefes y terminaba. La teoría siempre me fue indiferente, como buen lenguaraz yo sólo unía frases que después se convertían mágicamente en conceptos, ideas, argumentos. Todo por obra y gracia de los profesores universitarios que son los que menos saben leer y los que califican esos tratados inservibles que les hacen escribir a las personas que se desviven por obtener un diploma. Mi hipótesis sobre ellos es que hay que enredarlos. Y sonreírles austeramente. No hay ralea más mediocre en el mundo que la de los profesores universitarios. Un día, la futura psicóloga se hizo psicóloga. Su tesis fue laureada y posteriormente editada y publicada por la facultad a la que pertenecía. Ella me regaló un ejemplar, que además se tomó la molestia de dedicarme: “con mucho cariño y con mucho trabajo para…”. Meses después me estaba buscando para que le hiciera algunos trabajos cuando ella se encamino en busca de la maestría.

lunes, 3 de junio de 2019

0306: historias de terror contadas en dos frases.


~~ Una cara sonriente me está espiando desde la oscuridad, detrás de la ventana de mi dormitorio.
Vivo en un noveno piso.

~~ Al crecer con gatos y perros me acostumbré al sonido de los arañazos en la puerta de mi habitación mientras dormía.
Ahora que vivo solo es mucho más inquietante.

~~“No puedo dormir”, susurró ella mientras entraba en la cama conmigo.
Desperté con frío, abrazando el vestido con el que fue sepultada.

~~Mi hijo me despertó en la madrugada, «papá, hay un monstruo debajo de mi cama».
Fui a mirar y allí no había nada, entonces escuché a mi hijo con voz temblorosa: «papá, hay un monstruo sobre mi cama»

~~No puedo moverme, respirar, hablar u oír, y está muy oscuro todo el rato.
Si supiera que esto era la soledad, habría preferido la incineración.

~~Mi hermana no deja de llorar y gritar en mitad de la noche.
Visito su tumba y le digo que pare, pero no me hace caso.

~~Algo horrible te sigue a todas partes.
Mira a la izquierda, a la derecha, a tus pies, en el vestíbulo, debajo de la cama… pero nunca mires arriba, odia que le miren a los ojos.

~~Cuando estás completamente solo, escucharás un sonido suave y espeluznante.
Cuando dejes de escucharlo, sabrás que «eso» te ha encontrado.

~~Mi hermana dice que mamá la mató.
Mamá dice que yo no tengo ninguna hermana.

~~Anoche tardé mucho en dormirme por culpa de la tétrica mirada del hombre de aquel cuadro.
Esta mañana me percaté de que no era un cuadro, sino una ventana.

~~Después de llevar tantos años viviendo solo en una casa tan grande, llegué a una sorprendente conclusión:
Siempre cerraba muchas más puertas de las que abría.

~~Ayer mis padres me dijeron que era demasiado mayor para un amigo imaginario y que tenía que acabar con él.
Encontraron su cuerpo esta mañana.

~~Esta mañana encontré en mi móvil una foto mía durmiendo.
Vivo solo.

Es difícil hacer una mención justa a la autoría de cada historia, pues algunas las he visto en distintos sitios a fechas idénticas y otras muchas me las contaron cara a cara hace tiempo. La mayoría está sacadas de Reddit y su comunidad, aunque sospecho que tampoco son los autores directos de todas ellas.

sábado, 1 de junio de 2019

0305: La calienta braguetas


-Me conto Jenrry que está a tu cargo el guion de la telenovela “La calienta braguetas”
-Estas atrasado de noticias, rechace la propuesta
-¿Y por qué?
-Pues…en las telenovelas todo el mundo se pasa discutiendo: el esposo con la esposa, la esposa con la ex del esposo, la suegra con la nuera, la sirvienta de una contra la sirvienta de otra casa y la verdad yo no sirvo para las discusiones, me cansa, me aburre.
Cuando la fulana de Estambul vivía conmigo a veces llegaba de la calle con ganas de armar bronca y comenzaba con su letanía de quejas, lamentos, insultos y provocaciones y yo le decía: “lo siento, me equivoque, lo lamento, fue un error mío y no volverá a suceder” e intentaba irme a otro lugar y ella corría tras mí y seguía con su monserga y yo: “lo siento, lo siento” y huía de ese vendaval de palabras y ella continuaba hasta que le faltaba el aliento, momento que yo aprovechaba a darle un abrazo y un beso esquivo y decirle a la carrera que acaban de llamarme y debo ir a la oficina.
Como ves, no me gustan los pleitos verbales.
Si uno esta cabreado con algo que ella hizo, el asuntechi es decirlo en cuatro palabras y esperar la réplica. Una vez dicho lo dicho no hay vuelta atrás ya lo dijiste y allí ante la réplica solo te queda dos caminos: o perdonas o todo lo mandas al diablo y a ella también le quedan dos opciones: o se calla o te manda a la mierda.

jueves, 30 de mayo de 2019

0304: vuelva a llamar


Martín, como tiene un sueño ligero, una noche notó que había alguien rondando por el jardín de su casa. Se levantó silenciosamente y escuchó leves ruidos que venían de fuera, entonces vio una silueta a través de la ventana del baño. Como su casa es muy segura, con rejas en las ventanas, trancas internas en las puertas y un perro asesino mal alimentado, no se preocupó demasiado, pero estaba claro que no se iba a quedar esperando a que el ladrón entrara.
Así que llamó a la policial, informó de la situación y dio su dirección. Le preguntaron si el ladrón estaba armado; de qué calibre era el arma; si estaba solo o acompañado y si ya estaba dentro de la casa.
Dijo que no lo sabía y le dijeron que no había ninguna patrulla cerca para ayudar, pero que iban a mandar a alguien en cuanto fuera posible. Que si pasaba algo que volviera a llamar….
Un minuto después llamó nuevamente y dijo con voz tranquila: ¡Hola! soy el que ha llamado antes porque había alguien en mi jardín. No hay necesidad de que se den prisa. Ya me he cargado al tipo con una escopeta de caza que tengo para estas situaciones. El tiro se lo he dado en la cabeza y están los sesos desparramados por el jardín, así que no creo que me genere ningún problema.
No habían pasado ni cinco minutos, cuando a su puerta llegaron 5 patrullas, 10 swat armados hasta los dientes, 1 helicóptero, 2 unidades de bomberos, el subdelegado del gobierno, 2 ambulancias, 1 equipo de reporteros de TV, 7 de radio, y 22 fotógrafos de distintas agencias, 1 fiscal, 1 diputado, 2 concejales del ayuntamiento, y 1 grupo de los derechos humanos que no se perderían esto por nada del mundo.
El ladrón arrinconado en su jardín y con las manos en alto, miraba todo con cara de asombro. Por el gran despliegue de fuerzas pensaría que se había intentado colar en casa de Jeff Bezos o de Alice Walton.
En medio del follón, un coronel de la Policía, se aproximó y le dijo:
-¡Coño! ¡Creí que había dicho que había matado al ladrón!
-Sí, yo también creí que me habían dicho que no había nadie disponible.

miércoles, 29 de mayo de 2019

0303: consejos para hombres con cacahuate diminuto


A continuación Gustavo te brinda consejos para disfrutar de una vida sexual plena sin importar la disminuyes.

1. Disminuye la velocidad
No hagas movimientos bruscos.

2. Piensa en el placer y no en el tamaño
Quizás el cacahuate diminuto sea algo que no le importa mucho a ella. Lo fundamental es que ambos disfruten de una plática sexual. La clave está en buscar nuevas maneras de placer.

3. Destaca la antesala
La previa al acto sexual no tiene por qué ser apresurada. Tómate todo el tiempo del mundo para acariciar y estimular. Maneja la antesala a distintos ritmos hasta que ella se corra.

4. No compares
Las comparaciones son odiosas.

5. Acéptate
Lo más importante es sentirte bien contigo mismo, tener un cacahuate diminuto no debería ser una limitación para disfrutar de un exquisito video porno.

lunes, 27 de mayo de 2019

0302: dudando


-¡Felicidades!
-¿Y a qué viene esto?
-Me he enterado que te han invitado para que hagas el guion de “La matadora”
-Creo que no voy a aceptar
-¿Por qué?
-Porque los productores están acostumbrados a guionistas que no saben de lo que escriben
-¿Y de dónde sacas eso?
-Pues… tu miras en la pantalla un grupo de personas que huyen de sus enemigos, está lloviendo y hay charcos de agua y ellos caminan como si no les preocupara mojarse y no esquivan los charcos y mojan sus zapatos, en la vida real, no es así. En las películas de vaqueros, los pintan a los colonos como a unos imbéciles, cuando bien sabemos que ellos son campesinos, conocen lo que es la vida en el campo, saben del manejo de una escopeta o un rifle, pues su comida la consiguen cazando y la vestimenta de las mujeres no es mostrando las tetas. En las escenas de amor, ella se desespera por sacarle la camisa a su penetrador, cuando bien sabemos que lo que ella desea es que el pene esté libre de impedimentos y lo mismo quiere él cogedor.

sábado, 25 de mayo de 2019

0301: educación alternativa


-¿Alguno de ustedes sabe cómo se recluta mujeres para un putero?
-…
¿Nadie? ¡Mierda! La educación es pésima, dicen que nos preparan para que nos comamos al mundo y que diablos ganamos sabiendo que Descartes, dijo tal cosa, saber en qué país está Parangaricutirimicuaro, y saber qué Niue es conocido como la Roca de Polinesia  y Mamungkukumpurangkuntjunya es el nombre de una colina, que el cuadrado de la hipotenusa es igual… ¡mierda! Y lo peor es la maledicencia de los profesores: “Quinteros ayer lo vi paseando y haciendo empanaditas con una birlocha, si tiene tiempo para dedicarse a esos afanes mundanos debe ser porque ya domina mi materia, a ver, ¿dígame cuando Saulo de Tarso estuvo con Bernabé en Jerusalén que temas discutió con san Pedro? ¿Se dan cuenta? Nos ningunean, nos tachan.
Jamás hubo un profesor que nos diga: “Pídanles a sus padres que les den unos pesos que el viernes por la noche los voy a llevar a mi puticlub favorito y allí, se van a descartuchar” Macanas.
Nunca hubo ese maestro que nos hable de sexo, que nos enseñe a meter mano y a lograr que ella logre un orgasmo. 
Y ahora con el desempleo galopante lo único que nos queda es trabajar de taxistas, abrir una cafetería en el mejor de los casos y en el peor: abrir cantinas y/u organizar un putero económico con todas las chicas del barrio que también buscan trabajo.

jueves, 23 de mayo de 2019

0300: carta de renuncia


Me voy “pelado”, como el ala de un murciélago”, como corresponde a un poeta.

Comienza manifestando la estima a su destinatario. Estimar es manifestar afecto por alguien, pero también es un cálculo: “se estima que bajen los precios del petróleo”, por ejemplo. El renunciante calculó y su cálculo le da como resultado, le indica, pues, que es hora de abandonar el barco porque estima que el estimado ya no lo es tanto.

Debo reconocer que nací para martillo y del cielo me caen los clavos

Afirmación sin duda objetiva, veraz y oportuna. Los clavos, que llevamos veinte años recibiendo martillazos, mazazos, zurda conductazos y hojillazos, damos fe de ello. Curiosa la nomenclatura la que el régimen usa, que involucra siempre una suerte de confesión de sus auténticos propósitos:

Sepa usted, presidente, que yo sigo senderos rectos como una lanza

La carta, luego, da un giro teológico, para aludir a los apóstoles del “presidente”. Parece que, a la inversa de Jesús, solo uno es honesto (él) y el resto traidores (“víboras con cabeza triangular”). Nos revela –con premonitoria lucidez– su partida al infierno, “como San Pablo”

Nos revela, además, que se retira de la política al oficio de ser abuelo para escribir, para sus nietos, la historia de estos veinte años, en código de tío tigre y tío conejo, supongo.
Nos confiesa que se va sin bienes, que aprovecha para informar que vende un carro con poco uso, que su esposa empeña las joyas de su antecesor en el cargo de embajador. Curiosas confesiones para quien lleva dos décadas en puestos públicos de altos sueldos y con gastos “cubridos”. 
Atribuye el descalabro al bloqueo norteamericano e italiano, con lo cual suponemos que sus ahorros están en el imperio en vez de en el Banco de Venezuela en bolívares, donde tendrían que estar los de todos los que confían en clima de progreso que vive Venezuela

“… sepa usted, Presidente, que su pueblo no solo es insobornable sino, también, difícil de engatusar

Curiosa conclusión para ser hecha, por quien es parte de un régimen que ha sustentado su poder político, antes y ahora, justamente en el más miserable de todos los sobornos: comprar con comida el apoyo político. Acompañado este soborno con el más vil de los engatusamientos: abusar de la ignorancia de un pueblo para venderle como progreso la demolición de un país.

Por último señala el renunciante que el insomnio le perturba. ¿Desde cuándo?, es la gran pregunta: ¿desde los tiempos de la vicepresidencia, de la fiscalía, de la Asamblea Nacional Constituyente?
Se esfuerza, en definitiva, el renunciante tanto en presentarse como una persona recta, como un hombre justo, honrado, leal y de bien, que empieza uno a notar –con tal exhibición de vehemencia– que más que a su jefe, la carta está dirigida a sí mismo.

¿Habrá podido convencerse? Al mirarse al espejo, ¿qué leerá en sus ojos?

martes, 21 de mayo de 2019

0299: desterníllese


- Este es el cuarto día que usted llega tarde esta semana. ¿Qué conclusión saca de eso?
- Que hoy es jueves...

Mientras mi jefe actúe como si me estuviera pagando un buen sueldo... yo actuaré como si estuviera haciendo un buen trabajo.

- Usted me prometió subirme el sueldo, cuando estuviera conforme conmigo.
- ¿Y cómo puedo estar conforme con un empleado que quiere que le suban el sueldo?

- Aquí buscamos un empleado que no se amilane ante ningún trabajo, y no se enferme nunca.
-: OK, yo le ayudo a buscarlo.

- Antonio, yo sé que el sueldo no le alcanza para casarse... pero algún día me lo agradecerá.

Llega un hombre a la puerta del Ayuntamiento y le pregunta al de seguridad:
- Perdone..... ¿Por la tarde no trabajan?
Y el de seguridad le responde:
- No, por la tarde no vienen, cuando no trabajan es por la mañana.

- ¿Qué puedo hacer con mi ira, señor cura?
- Ora.
- Las cinco y cuarto, ¿pero qué puedo hacer con mi ira?

-Mamá, mamá... una nena de 8 años ¿puede quedar embarazada?
- ¡Ay!, pero por supuesto que no.
- Yupi!!! Yupiii!!!

- Mamá, mamá... el bebé se hizo mierda.
- ¡Popó!... se dice popó.
- No, se hizo mierda, es que se me cayó por la ventana.

Un borracho estaba en un micro, empezó a tocarle los senos descaradamente a una mujer. Entonces ella ya no puede más y le dice:
- Oye borracho de m... ¿por qué no pone la mano en otro sitio?
- Señora, no me tiente, no me tiente...

domingo, 19 de mayo de 2019

0298: feminista vs machista


M-Las mujeres conducimos mejor.
H-Mejor que un hombre... ciego.
M-Las mujeres no somos calvas.
H-Si el cabello fuera elegante no saldría bajo el.
M-Las mujeres tenemos un Día Internacional.
H-Los otros 364 son nuestros.
M-Las mujeres tenemos prioridad en los botes salvavidas.
H-Los hombres sí sabemos nadar.
M-La programación de televisión está dirigida en un 90% a las mujeres.
H-Los hombres tenemos DVD y sabemos cómo usarlo.
M-Las mujeres siempre son las primeras rehenes que liberan.
H-Es que los secuestradores no las soportan.
M-La edad en las mujeres no afecta su desempeño sexual.
H-Pero les da igual porque no encuentran pareja para practicarlo.
M-Si nos traicionan, somos víctimas. Si traicionamos son solo cuernos...
H-Si nos traicionan son prostitutas. Si las traicionamos somos sementales.
M-Las mujeres somos capaces de atender varias cosas al mismo tiempo.
H-Pero no pueden terminar ni una...
M-El 98% de la industria de cosméticos y el 89 de la moda está dirigido a nosotras.
H-El 98% de la industria cervecera y el 89% de la automovilística es para los hombres.
M-El 99% de los hombres no se preocupa por la apariencia física.
H-El 99% de la belleza femenina sale con agua y jabón.
M-Hacemos cualquier cosa que haga el hombre... y con tacón alto.
H-Me gustaría verlas orinando de pie sin mojarse los zapatos.
M-Podemos dormir con nuestras amigas sin ser LESBIANAS.
H-Nosotros también podemos dormir con sus amigas sin ser GAYS.

viernes, 17 de mayo de 2019

0297: Cómo decirle que quieres estar con el


Pedirle eso, es algo que a muchas les puede llegar a costar bastante, sobre todo si son tímidas. 
Una de las razones por las cuales no te atreves a pedirle, es por el miedo al rechazo. Para conseguirlo tienes que tener determinación y saber encajar el "no", un no que te darán en más de una ocasión. A pesar de ello, debes tener presente que siempre habrá alguien a quien le gustes. 
Los antojos suelen ser bastante complicados de expresar y no siempre encontraras las palabras adecuadas para hacérselos llegar a ese pedúnculo. Por eso, saber cuándo y cómo expresarte es algo de importancia y que puede ayudarte a tener éxito. 

Canciones
Como se supone que ya lo conoces, es muy probable que conozcas también sus gustos musicales. Esto te permitirá jugar con ventaja porque puedes buscar canciones para declarar lo que quieres. Muchas cantantes cuentan con canciones en las que se habla de lo difícil que es el amor y decir las cosas a quien quieres. Siempre se puede buscar discografía de este estilo para poder decirle las cosas mediante una canción.

Cartas de amor
Las cartas de amor suelen funcionar muy bien, al disponer de más tiempo para escribirla, puedes buscar mejor las palabras adecuadas. Mucho mejor que si se tuvieras que decirlo en vivo y directo. Tienes que escribir la carta con total sinceridad y sin palabras demasiado rebuscadas u ornamentar mucho la misiva. Lo más aconsejable es ir directa, explicando cómo te cachondeas cuando estas junto a él.

Frases
Si piensas que la carta es más de una quinceañera y quieres asumir el riesgo, hablar en persona es otra opción. En este caso puede que las palabras no salgan tan fácilmente como se desea, pero se pueden usar frases hechas que te ayudarán. En internet puedes encontrar infinidad de frases que te ayudarán en tu cometido. Debes tratar de evitar aquellas que sean demasiado cursis e infantiles y centrarte en frases que tengan mensaje y que sean bonitas.

Otros aspectos que debes tener en cuenta
Si le vas a decir diciéndoselo de palabra, debes buscar un lugar donde te encuentres cómoda y que les guste a ambos o donde no haya demasiados curiosos. En un lugar tranquilo, las palabras saldrán de una forma mucho más sencilla y te costará menos trabajo dar el aviso. 
Para hacerlo todo más fácil, puedes intentar combinar lo que quieres decir con alguna historia personal, algo que te haya pasado. Hacer que él se sienta identificado con lo que sientes, puede ser un plus a tener en cuenta.  Además de tus palabras, el aspecto visual es algo que debes cuidar. Nunca tendrás una segunda oportunidad para hacer una primera declaración. Por ello, debes ir bien vestida y demostrarle que estas preocupada por que todo salga bien. Ir con un vestido ligero, con un buen outfit, con perfume, etc., esto te dará seguridad a la hora de hablar.

También es muy importante que estés segura y saber cuál es el momento ideal para dar el zarpazo. Previamente tienes que ir tanteando el terreno para ver si el susodicho está receptivo para tu letanía. Lo que no debes hacer es forzar ninguna situación, pero no debes dejar de estar al tanto en todo momento para saber cuándo puedes decirle que lo amas y que ansias tenerlo entre tus piernas.
Cuando estés lista, tienes que ser firme y decidida y sobre todo mirarle a los ojos. Las primeras palabras seguro que te serán las más difíciles, pero cuando se ha comenzado, lo mejor es acabar. No hace falta decirlo a toda prisa, según vayan saliendo las palabras.
Tu primer paso ya lo has dado, ahora tendrás que esperar su respuesta.

jueves, 16 de mayo de 2019

0296: CAMINAR ES EL MEJOR EJERCICIO


*Camina Lejos de discusiones que no te llevan a ningún otro lado más que al enojo.
*Camina Lejos de gente que deliberadamente te minimiza.
*Camina Lejos de cualquier pensamiento que reduce tu valor.
*Camina Lejos de los fracasos y temores que paralizan tus sueños.
*Camina Lejos de la gente que no se interesan en ti y son oportunistas.

MIENTRAS MÁS...
Camines Lejos de las cosas que envenenan tu alma, tu vida será más feliz. Así que camina hacia el amor, la paz, la amabilidad, y la benevolencia. Date una caminata hacia el interior de tu corazón.

El silencio nos ayuda a caminar diariamente en la dirección correcta.

miércoles, 15 de mayo de 2019

0295: citas notables


- Cásate con un arqueólogo: cuan más vieja te hagas, más encantadora te encontrará.
- La única vez que tuve razón, fue la vez que pensé que me había equivocado.
- Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado.
- Te fuiste por 5 minutos y sentí que mi vida se terminaba ¡Jamás lo hagas de nuevo Internet!
- El cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina.
- A nadie le importará un comino, pero es nuestro comino.
- En cada madre hay una suegra en potencia.
- Antes era indeciso... ahora no sé.
- No hay opiniones estúpidas, sino estúpidos que opinan.
- No robes. El Gobierno odia la competencia.
- Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.
- Cuando me raptaron mis padres entraron en acción, alquilaron mi habitación.
- El que ríe el último piensa más lento.
- Adán a Eva: "Eres la única mujer en mi vida".
- Pluto: "Mi novia es una perra"
- Jack El Destripador: "Lo importante es el interior"
- Albert Einstein: "Mi esposa tiene un gran físico"
- Un boxeador: "Es mejor dar que recibir".
- Un dermatólogo: "Vayamos al grano por favor".

lunes, 13 de mayo de 2019

0294: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy


Procrastinador perfeccionista.
En este caso, la persona es perfeccionista hasta el máximo por miedo a ser juzgado o avergonzado. Son tan exhaustivas con cada fase, que consumen demasiado tiempo en los detalles, de manera que muchos de sus proyectos los terminan a la carrera. Así, al final en lugar de evitar errores, los cometen en exceso, provocando más miedo al juicio ajeno. Es decir, logran justo lo que se quiere evitar, el ser avergonzado si algo no está bien.

Procrastinador impostor.
Este es uno de los tipos de procrastinación que se da en entornos con perfiles de difícil complacencia. Así que la persona, por miedo a ser tachada como incompetente, acapara un exceso de trabajo que reafirme su responsabilidad, de manera que este atributo quede adherido a su imagen. Sin embargo, esta actitud puede acabar en indefensión aprendida, un sentimiento muy vinculado a los estados depresivos.

Procrastinador miedoso.
Este perfil pospone constantemente sus tareas u obligaciones por el hecho de que se enfrenta a un trabajo que le resulta desagradable o aburrido. Esta tendencia, por su parte, está muy relacionada con la falta de motivación en empleos que se vuelven repetitivos o en los que el trabajador no recibe ningún tipo de feedback sobre la calidad de su trabajo.

Procrastinador abrumado.
Otro de los perfiles del procrastinador. En este caso, el individuo tiene tanto por hacer, y tantas tareas en mente que no sabe por dónde empezar con ellas. Finalmente, es común que desemboque en un bloqueo mental que le impida siquiera comenzar con el trabajo.
En este caso de procrastinación, el estar abrumado por la cantidad de tareas puede ser una decisión personal, o también por parte de una persona en un puesto superior, como un jefe, por ejemplo. Sea como fuere, este exceso es muy negativo, ya que supone un obstáculo para cualquier avance.

Procrastinador afortunado.
¿Se puede ser procrastinador y afortunado? En este caso, el perfil se identifica con personas que consideran que solo trabajan bien cuando están bajo presión. Así que posponen sus tareas hasta que se hace tarde y se encuentran en el límite para hacer lo que tienen o pretenden hacer a tiempo.
Curiosamente, los individuos con este perfil, siempre que logran buenos resultados, tienden a repetir la actitud. Es decir, posponen sus tareas hasta estar entre la espada y la pared. Después, aprovechar la descarga de adrenalina que les da el pico de ansiedad de verse contra las cuerdas y se ponen en marcha. Por supuesto, en muchas ocasiones llegan, pero en otras muchas no lo hacen.

sábado, 11 de mayo de 2019

0293: Víctor Germán Correa Díaz


—Siempre tuvimos críticas a la Unión Soviética, Afganistán, Hungría, Checoeslovaquia, pero, igual estábamos en ese mundo y todos lo criticábamos hacia dentro, porque hacerlo para afuera era “entregarle armas al imperialismo”, típicas cosas que dice la izquierda para no enfrentar sus problemas, incluso hoy. No se critica a Maduro, porque cómo le vamos a dar la razón a los yanquis.
¡No pues!  
Si el régimen se dice de izquierda y es malo, ¡Tienes que denunciarlo!
Si atropella los derechos humanos, tienes que decirlo.
No dejas de ser izquierdista por eso, sino que estás siendo consecuente.
En derechos humanos, sobre todo, porque nosotros lo aprendimos en la dura. Si le toca a gente  de tu lado, mala suerte no más, pero tienes que ser crítico, porque si no, te haces cómplice.

¿Te refieres a Venezuela en particular?
-A Venezuela y a regímenes como Nicaragua, que es un escándalo y está pasando piola. Yo fui muy pro Frente Sandinista. Trabajé en Nicaragua como consultor de Naciones Unidas. Conozco a varios de los comandantes, Sergio Ramírez, uno de los primeros disidentes,  es amigo mío. Ya en el primer gobierno de (Daniel) Ortega hubo mucha corrupción ¡Ortega se quedó con la casa presidencial, que se la habían expropiado a un cafetalero! No creo en esa revolución, porque es una estafa.

Yo recuerdo que en tiempos de dictadura, el PS me ofreció pagar mis gastos, pero yo nunca quise que el partido me financiara. Toda mi vida, he vivido de consultorías internacionales. Ganaba buena plata, no para tener riquezas, sino que para tener la libertad.
La autonomía de hacer, decir, pensar cómo diablos quiera y no estarle mirando la cara al dirigente que me dio la pega.
Pero no es lo corriente.
A la inversa, se han generado  dependencias de mucha gente, sobre todo en un partido popular como es el nuestro. No voy a decir el nombre, pero un parlamentario nuestro, que era profesor pasó de ganar el sueldo de profe de la época, que serían trescientas lucas, a tres, cuatro millones, como diputado. Cuando el tipo perdió el escaño, la señora lo echó porque “no fue capaz” de mantener la diputación y el tren de vida al cual ya se habían acostumbrado.

MARX TENÍA RAZÓN EN ESO: LAS CONDICIONES MATERIALES VAN DETERMINANDO LA FORMA EN QUE PIENSAS.

Por esto, yo le llamo “neotercerismo” a la generación de terceristas que ya no se rigen por las coordenadas por las cuales nos regíamos nosotros. Hoy todo vale y al final es el arreglo personal lo más importante. Te pido el apoyo, tus votos, para postular como dirigente con el argumento de que yo te voy a apoyar después como candidato a concejal o parlamentario. Es decir, es una transacción.

jueves, 9 de mayo de 2019

0292: hábitos que opacan el cerebro


1. Consumo de literatura romántica
Al no tener una lectura saludable y balanceada el cerebro se ve afectado acarreando graves enfermedades.

2. No desayunar
El desayuno te proporcionará los nutrientes necesarios para tener energía y comenzar el día activo. Comer los alimentos adecuados hará que tu cerebro funcione. De lo contrario, oirás un pip pip de emergencia para tener "combustible"; trayendo como consecuencia: obesidad, colesterol alto, y diabetes.

3. Admirar a Maduro, Evo Morales, Casado, Ribera, Trump y al Papa
Ese terrible hábito reduce considerablemente la materia cerebral. Se ha demostrado que promueve la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer.

4. Exponerse frecuentemente a ambientes contaminados: karaokes, restaurantes y puticlub
El cerebro necesita un suministro constante de oxígeno, pero diferentes sustancias tóxicas podrían interferir con el intercambio de gases, transporte y procesamiento de oxígeno, lo que reduce la eficiencia cerebral.

5. No dormir lo suficiente
Necesitamos ocho horas de sueño por noche para que el cerebro descanse, a fin de que los procesos metabólicos se lleven a cabo correctamente.

6. Comer en exceso leguminosas
Comer estos alimentos provoca una acumulación de pedos residuales, que pueden ascender hasta tu cerebro y ocasionar pensamientos boludos.

7. Consumo de alcohol
El alcohol puede arruinar tu relación sentimental, pues vas a querer más sexo de lo que pueda el enclenque y aunque no lo creas, lesionaras el cerebro del susodicho.

8. Discutir con la susodicha/o
La activación cerebral constante provoca un amplio desgaste emocional y cognitivo y produce niveles de ansiedad muy elevados, por lo que serán incapaces de controla la ansiedad cuando estén más viejos de lo que están ahora.

9. No coger, no correr
La revista Dolor de Angina menciona que 
hacer ejercicio por lo menos tres días a la semana mantiene el cerebro bien estructurado y acelera su funcionamiento.
Por otra parte si no coges, tú órgano se va haciendo viejo y corres el riesgo de padecer cuando lo masajees.

10. Falta de estímulos mentales y ejercicio
Leer un libro de Borges o hacer un crucigrama ruso estimulara tu cerebro aumentando la capacidad de aprendizaje y la memoria, así como el tiempo de reacción a los estímulos. Lo mismo ocurre cuando se practica el sexo libre.

martes, 7 de mayo de 2019

0291: Jajaja


José Luis, compró una magnífica casa solar en su pueblo, y después de haberse gastado un dineral en arreglarla, decide compensar un poco los gastos, alquilando parte de ella, para lo cual puso un anuncio en los medios de comunicación.
El primero que se interesa es Aarón, un exitoso empresario judío
– Mire, yo estoy interesado en la casa que usted alquila, pues conozco la zona y vengo bastante de pesca, me encanta el ambiente que hay en verano, los paseos por la naturaleza y sus monumentos.
José Luis, un cristiano confeso a la vieja usanza, que había oído hablar de Aarón y con una “tirria” enfermiza a los judíos
– Lo siento señor, pero sabe, al poco de poner el anuncio, he descubierto que tengo varias tejas rotas, así que cuando llueve entra el agua adentro, y hasta que no las arregle no la alquilo.
– No me importa señor, tengo un hermano albañil y eso me lo arregla rápido, no se preocupe del techo, que yo me encargo de arreglarlo, me sigue interesando la casa.
– No señor, ¿ve esos niños que están jugando?, molestan tremendamente a la hora de la siesta y a la mañana temprano, creo que lo más honesto es no alquilársela.
– No me importa señor, tengo otro hermano que tiene una tienda de juguetes, les regalo a los niños juguetes, me hago su amigo y se van a molestar a otro lado, me sigue interesando la casa.
José Luis, se cansa de buscar escusas y le dice:
– ¿Sabe señor?, mire el problema es que yo no le quiero alquilar la casa a un judío.
– ¿Yo judío señor?… Nooo…yo soy católico practicante…
– Ah sí ¿Así que es católico? A ver, ¿cuántos dioses hay?
– Dios uno solo, pero en realidad tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
– ¿Y cómo se llama el hijo de Dios?
– El hijo de Dios se llama Jesucristo.
– Ah y ¿dónde nació Jesucristo?
– Jesucristo nació en Belén.
– Ah… seguramente en un palacio importante siendo el hijo de Dios.
– No, el pobrecito nació en un pesebre, con una vaquita y, un burrito, en la más humilde de las moradas.
– Ah, y ¿por qué nació en un pesebre?
– ¡¡Porque cristianos hijos de puta no querían alquilar casa a judíos!!

lunes, 6 de mayo de 2019

0290: El chisme


—Este hombre que está aquí al lado es un patán. A mí me amenazó y me insultó, mucha gente lo escuchó tratarme como lo hizo
La mujer, de piel trigueña y cabello oscuro, parecía a punto de perder el control, como si se estuviera obligando a mantener la calma. A su lado, Mario, permanecía completamente quieto, mientras escuchaba la versión de Gloria.
—A la puerta de mi trabajo llegó y me dijo que yo era una perra y un montón de cosas más. Fue horrible, todo el mundo lo escuchó. ¡Que me diga con qué macho me ha visto como para que me trate de semejante forma!
—Señora Gloria, necesito que se tranquilice un poco para que siga contando su versión...
—¡Es que yo ni siquiera iba a venir! Pero es que mi vecina desde la panadería escuchó las cosas que este tipo me dijo y las amenazas que me lanzó. —Esto no se puede quedar así —me dijo. Hasta mi jefe, que también presenció todo, me pidió que viniera. Yo no quiero que este señor se me acerque más.
—¿Y por qué llegaron a este punto?
—Permítame le cuento...
Dijo el hombre, quien, por primera vez, tomó la palabra. Según contó, él había descubierto que su novia le era infiel con un cobradiario que visitaba la casa de ella todos los días. Despechado y enojado, confesó, acudió a Gloria, una de las mejores amigas de su ex, para desahogar lo que —hasta ese entonces— era un secreto entre los dos. Gloria, que lo había visto preocupado en los últimos días, lo llamó a su casa para saber qué le pasaba. Durante tres horas —dijo Mario— habló con ella sobre los problemas de su relación e hizo énfasis en la infidelidad que la llevó a su fin. Al día siguiente, contó el hombre, varias personas se habían enterado de la historia de su ex con el cobradiario, lo que terminó de sacarlo de casillas.
—Yo, como hacen los amigos, deposité mi confianza en esta mujer. Ella me traicionó. Mi ex y varia gente en el barrio se enteró de lo sucedido... ¡y yo solo le había contado a ella!
—¡Yo le advertí a mi amiga que tú podías hacerle un daño! Que le diga, doctora, las cosas que me dijo que le iba a hacer. Yo estaba preocupada por ella.
—Esas cosas las dije por la rabia del momento... son amenazas que nunca cumplí ni pienso hacer, pero esta vieja de aquí al lado traicionó mi amistad. Por eso le dije esas cosas que ella dice.
—Este señor que está aquí sentado, se hace llamar cristiano. Si supiera usted que ya lo botaron de la primera iglesia...
—Atengámonos a los hechos del caso, doña Gloria, por favor.
—Yo soy un hombre cristiano, y si usted me quiere señalar... bien... no importa. Que te quede esto como experiencia: no traiciones la confianza de la gente.
—¡Yo no dije las cosas que él está diciendo!
—Que ella me traicionara, fue lo que me alteró, por eso dije todas esas cosas. Aunque no aceptes lo que te voy a decir: yo te perdono en el nombre de Dios, que es el único juez que existe y que le da justicia a quien la tiene.
—Amén. Así es.
En ese momento, cuando todo parecía que iba en camino a solucionarse, Gloria tomó la palabra nuevamente y negó que ella le hubiera contado a la ex de Mario y a la gente del barrio la historia que él le había dicho. Más calmada, Gloria manifestó que lo único que le dijo a su amiga fue que “tuviera cuidado porque Mario le iba a romper la puerta de la casa”. “Yo les evité un problema”, expresó Gloria, quien contó que esa noche había llegado a su residencia tarde en la noche y por eso no pudo decirle más nada a su amiga.
—Lo único que yo pido es respeto. Que este hombre no vuelva a decirme más nada ni a insultarme.
—Y así va a ser... Tienen que firmar esta acta en la que los dos se comprometen a no agredirse de ninguna forma. Esta situación se acaba hoy.
Cuando hubo calma entre los protagonistas la inspectora salió de su oficina en búsqueda del acta oficial que entregaría a los implicados. En la sala de audiencias, durante su ausencia, quedó el abogado Camacho, quien intercedió para calmar —aún más— las aguas.
El abogado, un hombre calvo y de voz seria, felicitó a Mario y a Gloria por haber acudido a la Inspección, en donde atienden de lunes a viernes varios casos parecidos. Además, les recordó que lo importante en una conciliación es respetar al otro, aún más en un escenario como este en el que los dos son vecinos.
—¿Tiene algo que decir para finalizar, Mario?
—Ella traicionó mi confianza. Ella no tuvo que decirle a nadie lo que nosotros hablamos.
—Deberías darme las gracias —dijo Gloria— por mí te evitaste todas esas cosas. Qué tal que yo no hubiera dicho nada...
—Aquí lo importante es que él está arrepentido y no va a incurrir en esos actos que dijo ¿Cierto, Mario?
—Sí señor. Vamos a firmar el acta. Ella sigue con su vida y yo sigo con la mía.