viernes, 9 de diciembre de 2016

821: Te Tas Diciendo

La mirada de los hombres dobla. Cuando pasa una mujer con lindas tetas la mirada de los hombres se curva, busca, se inmiscuye a través de los pliegues, a través de los escotes o los botones mal cerrados, y adivina, sopesa, sentencia. Las mujeres modelan sus tetas como quieren. La ropa puede levantar las tetas, ocultarlas, ajustarlas, transparentarlas, sugerirlas, agrandarlas. Es bueno conocer todos esos trucos, no tanto para no dejarse engañar, sino más bien para participar y entregarse al juego.

Las tetas de los años cincuenta, por ejemplo, eran cónicas, eran parte de un torso sólido y apuntaban amenazantes; después, en los sesentas, las tetas desaparecieron un poco de escena en el mundo hippy de las pacifistas anti corpiño; en los ochentas empezó la fiebre de las siliconas; y ahora las tetas son como globos apretados y empujados hacia arriba por el famoso wonder bra. Hay que tener en cuenta que el wonder bra da forma, pero también rigidez. Y es una lástima porque no hay nada como ese temblor hipnótico que va a un ritmo aparte de los pasos de la mujer, como un contra ritmo, una síncopa propia de las tetas naturales en acción.

Las tetas tienen vida propia, eso es sabido; no son como el culo por ejemplo que se mueve dirigido por su dueño. Las tetas parecen difíciles de controlar. En ocasión de cabalgatas, escaleras y trotes para alcanzar el colectivo, pueden incluso ser graciosas, torpes y poco serias. Algunas mujeres sin embargo tienen la habilidad de dirigirlas. Nuestra deslumbrante Administradora, por ejemplo, sabe hacer un mínimo taconeo entusiasta, un rebote de afirmación, de plena simpatía, de aquí estoy, que le provoca un temblor hacia arriba que termina en una especie de vibración de trampolín a la altura de sus tetas plenipotenciarias de chica de barrio. Dentro de los cambios evolutivos, que van del homo sapiens al homo mediáticus, la función más importante de las tetas hoy en día ya no es la reproducción sino la capacidad para aumentar el rating.

Pero volviendo a las tetas reales, ¿cómo se accede a ellas, cómo se alcanzan y develan? Las mujeres tetonas tienen una habilidad desarrollada durante años para frenar las manos de los hombres-pulpo. El hombre-pulpo es el que no da abasto, el que ya tiene las dos manos agarrando cada cachete del culo y va por más, porque quiere además palpar simultáneamente la abundancia de las tetas y es como si les nacieran dos brazos suplementarios para alcanzar ese fin. Pero las mujeres tetonas tienen mucha destreza, saben interponer el codo y bloquear todo intento de avance. Hay que aprender que si una mujer detiene una mano no hay que insistir, sino intentar más adelante por otro lado, despacio, sin apurarse. Nunca jamás debe intentarse tocarle las tetas a una mujer antes de darle un beso, porque sería un fracaso (hay excepciones, hay abordajes muy acalorados por detrás que vienen con doble estrujamiento de tetas y beso en el cuello, pero no son muy frecuentes entre desconocidos).

En general las tetas se exploran durante el beso, en lo más apasionado del beso. Una vez instalados en ese vértigo, se puede subir una mano por la espalda que explore debajo del elástico del broche del corpiño, pero sin desabrochar nada todavía, en una caricia que llegue a la nuca, que disimule un poco pero que a la vez diga ya estoy acá debajo de esta lycra tirante y no me voy a detener. Si la mujer accede tácitamente (porque nunca hay que preguntar ni pedir permiso) entonces ahí sí, se puede intentar desbrochar, desmantelar la delicada ingeniería del corpiño, desactivar esa tensión tan linda, lo elástico, lo tirante de las tetas sujetadas entre diseños de moños y florcitas. Y entonces llega la verdad, sin íntimos trucos textiles, la doble realidad pura y palpable. Entonces aparecen, asoman en estéreo, se despliegan las tetas en todas sus variantes como ejemplos de la biodiversidad. Tetas duras, nuevas, tetas derramadas, pesadas, tetas blandas, inabarcables, tetas sin caída, sin pliegue como cúpulas altas de pezones rosados, tetas apenas sobresalientes pero halladas finalmente por las manos, tetas enormes y llenas, tetas asimétricas, tetas breves pero puntiagudas de pezones duros, tetas lisas de aureolas enormes apenas dibujadas, tetas blancas, morenas, con marcas de bikini, tetas chiquitas y felices, tetas tímidas, esquivas, o desafiantes, orgullosas, guerreras. Todas lindas, dispuestas para el beso, la lengua, el mínimo mordisco, y provocando una sed desesperada cuanto más grande, una actitud ridícula del hombre que de repente actúa como un cachorro ciego y hambriento y desbocado.

Y sin embargo esa sed no termina de saciarse. Hay algo misterioso en la atracción por las tetas. Porque, ¿qué se busca en las tetas? Las atracciones de la cintura para abajo tienen un objetivo siempre más claro y complementario, que termina consumándose sin demasiado equívoco. Pero en las tetas, ¿qué buscan los adultos? Que todo sea un simulacro de lactancia no cierra bien. Demasiado edípicas y cantado eso de buscar repetir ese vínculo nutricio con la madre. ¿Y además las mujeres qué ofrecen cuando ofrecen sus tetas? Dicen que la existencia de las tetas tiene un propósito de atractivo sexual (además de su fin alimentario). Dicen que al estar erguidas las hembras humanas tuvieron que desarrollar una especie de reduplicación del culo en la parte de delante de su cuerpo para atraer a los machos. Ése es el fin que cumplirían esas dos esferas juntas a la altura de las costillas superiores: ser un señuelo similar a un culo llamativo. La explicación parece bastante ridícula y quizá por eso mismo –porque el cuerpo humano es bastante ridículo- sea cierta.

jueves, 8 de diciembre de 2016

820: qué ejercicio debes hacer para bajar de peso

Tu signo zodiacal no solo describe tu personalidad, también puede decirte muchas más cosas de las que te imaginas. ¿Sabías que el zodiaco también puede decirte qué tipo de ejercicio debes hacer para bajar de peso?

ARIES
Eres una mujer guerrera y aventurera. Por esta razón, el deporte ideal para ti es el yoga y el ciclismo.

TAURO
La mujer Tauro es paciente y perseverante. El ejercicio perfecto para ti es el crossfit y booty camp.

GÉMINIS
Te caracterizas por ser una mujer sociable y enérgica. Para bajar de peso necesitas hacer spinning y tenis.

CÁNCER
Por tu personalidad sensible y emocional, los ejercicios más efectivos para ti son Natación Jogging.

LEO
Tienes una personalidad divertida y eres considerada el alma de la fiesta. Por estas características los mejores ejercicios para ti son zumba y aerobics.

VIRGO
Las mujeres Virgo se caracterizan por ser eficientes y perfeccionista. Para tener un cuerpo de infarto lo más recomendable es practicar pilates y acroyoga.

LIBRA
Por ser personas amigables y equilibradas, el mejor ejercicio para la mujer Libra es el Kick Boxing y el ballet.

ESCORPIO
No hay nadie más apasionado e intenso que Escorpio. Los ejercicios perfectos para este signo zodiacal es el Pole Dance y el Burlesque Workout.

SAGITARIO
Sin duda alguna, la mujer de Sagitario es fuerte y dinámica. Lo mejor que pueden hacer para bajar esos ‘kilitos’ es practicar Bikram Yoga y Piyo.

CAPRICORNIO
La disciplina y la concentración describen a las mujeres de Capricornio. Si quieren acabar con esos ‘rollitos’, lo mejor que pueden hacer es Aeroyoga o Escalada.

ACUARIO
Las acuarianas son decididas y humanitarias. Su signo zodiacal indica que deben practicar Jogging o spinning.

PISCIS
La mujer de Piscis es creativa y activa. Lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es natación y ballet.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

819: apodos cariñosos para él

De hecho tú también debes haber usado alguno de estos apodos con tu “peor es nada” y no tienen nada de malo, pero nuestro chaman del sexo (Gustavo) te explicara las razones de cada uno de ellos.
1.- BEBÉ
Debido a su ironía, bebé, baby, bebecín y demás variantes, son considerados entre los más ridículos, pero existe explicación para esto: las personas que llaman a sus parejas de esta forma se transportan a las primeras alegrías y satisfacciones de la infancia.

2.- AMOR
Amore, mi amochis, amorcito, etc. Si llamas a tu pareja “amor” en cada respuesta o intercambio de palabras tienen que saber que estás replicando tus primeras experiencias de amor y de ser amados por tus padres, así que este tipo de apodos son más utilizados por personas que constantemente necesitan reafirmar el amor que sienten por ellos.

3.- MI CIELO
Cielito, cielo, mi pedacito de cielo, entre otros diminutivos derivados de “mi cielo”. Si le dices a tu pareja de esta forma, es muy probable que sea tu nivel de dopamina el que anda por los cielos.

4.- PAPI
En el caso de las personas que no tienen hijos, este apodo suele darse como un reflejo aspiracional por conseguir una pareja idealizada que se asemeje a sus padres. ¿La razón? Admiración y/o amor incondicional por su progenitor.

5.- MI VIDA
Si lo piensas en forma literal… ¿en realidad un hombre es tu vida? Si tiendes a decirle de esta forma a tu pareja, quizá esté revelando una codependencia hacia su persona, ¡y no estoy exagerando!

6.- MI NIÑO
Si le dices “mi niño” a tu pareja inconscientemente estás demostrando que una parte de ti se rehúsa a crecer, o incluso, puede ser tu instinto maternal o paternal el que se esté expresando.

7.- OSITO
Bueno, “osito” no es un apodo tan común que digamos y si tú llamas así a tu pareja, es muy probable que ya no tengas remedio. Expresas tu amor sin importar qué piensen los demás, tus razones tendrás para llamarlo así o como otros animales en diminutivo, algo así como “gatito”, “chanchito”, etc.

8.- MI REY
Existe un dicho popular que dice: “Dite una mentira más de tres veces y comenzarás a creértela”. Ten cuidado, no querrás mal acostumbrar a tu pareja a sentirse “el rey”.

9.- BOMBÓN
Bomboncito, bizcocho, pastelito y demás apodos que remiten a comida dulce, suelen ser utilizados por personas precisamente con esta característica, es decir, “personas dulces”, pero también extremadamente cursis y melosas.

10.- CORAZÓN
Está comprobado que las personas que llaman “corazón” a su pareja, además de reflejar ser muy cursis, también muestra una gran necesidad de afecto.

martes, 6 de diciembre de 2016

818: A veces queremos y a veces no

A veces, cuando una pareja lleva un buen tiempo cogiendo se asume que el polvo siempre va ser bienvenido, que siempre están disponibles para cogerse. PERO NO. Esa idea de complacer a la pareja en todo tiempo es una gran mentira y está solapando prevaricaciones.

Tener un novio no garantiza sexo a la orden del día. Nosotros no siempre vamos a tener las mismas ganas que ella y al mismo tiempo. Tener sexo siempre debe de ser un acuerdo, claro y directo.

Decir que sí una vez no significa que dimos el sí para todos los siguientes polvos. A diferencia de lo que nos han enseñado, el sí no es para siempre y debemos de poder sentirnos libres para decir NO cuando no tenemos ganas. Está permitido decirlo a medio coito si eso es lo que estamos sintiendo. En ningún momento estamos obligados a coger. Si ella te presiona, y lo hace ver como la muestra de amor y como obligación deberías de repensar tu estadía en su casa.

Los momentos de intimidad no se dan como los vemos en las películas, no caen del cielo, no empiezan con simples besitos y no es un arrancón de sensualidad telepática.

Háblennos, sean claras y respétennos. No nos presionen, no nos obliguen y no pretendan saber lo que estamos pensando. Déjennos que digamos no cuando no y digamos si cuando sí.

Chicas, no le tengan miedo al rechazo, eso se supera.

lunes, 5 de diciembre de 2016

817: Sonrisas

Un alemán, un francés, un inglés, y un colombiano comentan sobre un cuadro de Adán y Eva en el Paraíso.
El alemán dice:
—Miren que perfección de cuerpos: ella esbelta y espigada el con ese cuerpo atlético, los músculos perfilados...Deben de ser alemanes.
Inmediatamente, el francés reacciono:
—No lo creo. Es claro el erotismo que se desprende de ambas figuras... ella tan femenina...el tan masculino.. Saben que pronto llegara la tentación...Deben ser franceses.
Moviendo negativamente la cabeza el inglés comenta:
—Para nada. Noten... la serenidad de sus rostros, la delicadeza de la pose, la sobriedad del gesto.... Solo pueden ser ingleses.
Después de unos segundos más de contemplación el colombiano exclama: -
—No estoy de acuerdo. Miren bien: no tienen ropa, no tienen zapatos, no tienen casa, solo tienen una triste manzana para comer, no protestan y todavía piensan, que están en el paraíso chavista..... ¡¡¡Esos pendejos solo pueden ser venezolanos!!!


Llega un mudo a la farmacia y le dice a base de señas a la hermosa encargada que quiere un condón. La mujer no entiende y al cabo de diez minutos el mudo se desespera y se saca la verga, luego la pone en el mostrador junto con el dinero.
—! Ah! usted lo que quiere es un condón - dice la encargada y el mudo accede.
Esta se lo vende y al salir de la farmacia el mudo va con sus amigos y a base de señas les explica como comprar los condones, enseguida todos van a la farmacia pero la joven ya no está, en su lugar ésta un negro.
Todos se sacan la tranca y la ponen en el mostrador junto con su dinero, el negro los observa unos segundos y luego él hace lo mismo, enseguida toma el dinero de todos y dice:
—Señores, la casa gana.


En una clase de educación sexual, el profesor pregunta:
—Haber niños, ¿cuantos órganos genitales tiene la mujer y como se llaman?
Al instante responde una niña
—La vulva y solo tiene una.
—Muy bien Conchita le dice el profesor. Ahora díganme cuantos órganos genitales tiene el hombre y cómo se llaman?
—Dos y se llaman pene
—No Juancho, el hombre sólo tiene uno y se llama pene
—No profesor, mi papá tiene dos penes. Uno chiquito para orinar y otro grande para cepillarle los dientes a mi mamá


Juanita y Pepe estaban por comprometerse en matrimonio. Pero antes de aceptar, ella pensó que sería prudente confesarle que, debido a una enfermedad infantil, sus senos no se habían desarrollado normalmente y, debido a eso, se le habían quedado de un tamaño equivalente a lo de una niña de doce años. Al enterarse de su secreto, Pepe le aseguró que no tenía de que preocuparse, que el amor que sentía por ella estaba por encima de esa contrariedad. Y ya que estaban en eso de las confesiones, pensó que también sería propicio contarle un secreto que escondía por muchos años. La miro a los ojos y le dijo: "Mi amor, tengo que decirte que tengo el pene del tamaño de un recién nacido. Espero que esto no sea problema". Ella le contestó que el tamaño de su pene no sería ningún problema, porque lo amaba tanto que buscaría la manera de solucionar ese 'pequeño' problema. Se casaron, y al llegar al hotel donde pasarían su luna de miel, inmediatamente comenzaron con los manoseos y caricias. En eso, al introducir Juanita su mano en los calzoncillos de Pepe, soltó un grito ensordecedor y salió corriendo de la habitación. Alcanzándola, Pepe, asombrado, le preguntó qué era lo que le había pasado. Todavía agitada, la chica le contestó: "¡Me mentiste, me dijiste que tenías el pene del tamaño de un recién nacido!" "No te mentí, cariño, lo tengo del tamaño de un recién nacido"

domingo, 4 de diciembre de 2016

816; “sin pelos en la lengua”

Una carta dirigida a progenitores de los alumnos con la que intenta dejarles patente que es hora de que se den cuenta de que no tiene sentido que se esfuercen cada día por evitar, por ejemplo, que sus hijos sean ACOSADORES si luego ellos realizan acciones de “abusos” en cierto sentido en el día a día.

“Queridos padres:

A luz de la gran atención mediática que está teniendo recientemente el abuso escolar en nuestra sociedad, he decidido emitir un llamamiento general a los padres sobre cómo pueden ayudar desde casa, alrededor de nuestras propias mesas a la hora de comer.

El acoso escolar es un problema conocido, pero todos podremos recordar cómo vuestra actitud tiene un gran impacto en los más pequeños. ¡Lean!

¡Estáis enseñando a los niños a abusar!

Sí, habéis leído bien. Tenéis que admitirlo.

Lo hacéis cuando:

*Os sentáis a la mesa y os quejáis de las decisiones que toman o no toman vuestros amigos.

*Os sentáis frente al televisor y criticáis a los participantes o personajes por su comportamiento.

*Miráis la tablet o el teléfono y hacéis comentarios negativos sobre la apariencia de alguien.

*Leéis el periódico y ridiculizáis a cualquiera que tiene una opinión diferente.

*Conducís el coche y os enfadáis con otro conductor por temas de tráfico.

*Entornáis los ojos porque alguien hace las cosas de forma diferente a vosotros.

*Decís algo despectivo sobre alguien por diferencias de fe, raza o por tener un punto de vista distinto al vuestro.

*Criticáis el estado financiero de otra familia, sus últimas compras o sus elecciones a la hora de ir de vacaciones.

*Mostráis claramente con todo vuestro lenguaje corporal que no os gusta alguien.

Vuestras palabras, lenguaje corporal y expresiones faciales enseñan a vuestros hijos que está bien decir cosas negativas de los otros. Sí, tú no sólo le enseñas que esto está bien, también le demuestras que hay que ser intolerante.

Somos modelos para nuestros hijos y ellos no saben más de lo que nosotros les enseñamos

Esta es una fuerte llamada de nuestra parte y urgimos a todos los padres a que auto examinen sus propias conductas y consideren cómo afectan a los más pequeños.

El abuso escolar empieza y termina con vosotros. Todos tenemos que ser más tolerantes, inclusivos, flexibles y generosos con el otro, para que nuestros hijos también lo sean. Así que tenemos trabajo que hacer. ¿Estáis listos para el cambio? Nosotros lo estamos. Estamos listos para ayudar en lugar de hacernos daño los unos a los otros.

Siento si alguien se siente ofendido, pero algunas veces necesitamos hacer una llamada para despertar, para que cambien las cosas.

¡Esperemos que esto tenga un impacto en la dirección correcta!

¡Qué tengáis un buen día!”

sábado, 3 de diciembre de 2016

815: Estas son las 7 diferencias entre una chica guapa y una fea

1.- Una mujer bonita nunca espera... Las feas sí Las mujeres bonitas no tienen necesidad de esperar, pues mientras ese chico piensa que puede pasar por ti a la hora que quiera, ya hay una larga lista de hombres esperando por llevarte a coger. Por otro lado, las chicas feas, comprenden que los accidentes e imprevistos existen, por lo cual siempre estarán ahí esperándote con una sonrisa.

2.- Una mujer bonita solo come ensaladas, fruta y alimentos saludables...Las feas le entran a todo Este tipo de chicas son tan hermosas y perfectas que no se pueden dar el lujo de descuidar en lo más mínimo su apariencia. Las chicas feas en cambio, viven en un completo desinterés, por lo que no les importa disfrutar al lado de su novio de una rica hamburguesa, pizza o por qué no, de unos ricos taquitos de la esquina.

3.- Una chica bonita no está para servir, sino para que le sirvan ¿Apoco creías que una chica guapa te despertará con el desayuno en la cama? Ella está para que le sirvas no para servir, así que si eres un hombre servicial y con talentos culinarios, DATE, ella es la indicada. Por otro lado, las chicas feas no tienen problema con consentir a su hombre, pues pese a que también les encanta ser apapachadas, siempre estarán en busca de nuevas cosas para sorprenderte (seguramente es porque su condición se los exige... Aja).

4.- Una chica bonita siempre luce impecable, las feas, bueno, las feas son más naturales Desde el peinado, hasta la uña más pequeña del pie, la bonita siempre lucirá impecable y salir a la calle sin maquillaje, obvio que no es ni siquiera una posibilidad. La chica fea, prefiere preocuparse por otras cosas y disfruta de su vida al natural sin ningún problema, finalmente ella es la fea y pese a que las bonitas juren lo contrario, la chica fea no va en busca de un “buen partido” que la mantenga, ella sabe hacerlo sola.

5.- Las chicas bonitas son capaces de poner nervioso hasta al más macho de los hombres, las feas en cambio, siempre sacan tu verdadera personalidad Y claro, qué hombre no sudaría ante tremendo mujerón, por lo que evidentemente todos buscarán sacar también su mejor lado; todo sea por hacer feliz a ese bomboncito. En cambio, con la chica fea no hay necesidad de fingir ni mucho menos quedar bien, cuando estas al lado de una mujer con pocos atributos siempre puedes sacar tu verdadera personalidad y divertirte de la misma forma en que lo haces con tus amigos y no porque ellas no merezcan el mismo respeto, sino porque si hay algo que las caracteriza, es la sencillez y naturalidad.

6.- Las mujeres bonitas deben ser tratadas como muñequitas, las feas en cambio hacen de todo Si eres amante de los deportes extremos, entonces comienza a olvidarte de ellos, pues no querrás que a tu princesa se le rompa una uña o ¿Sí? Con las feas no hay que preocuparse de nada, pues ellas no viven preocupadas por no estropearse la ropa o rasparse los tacones, si quieren corren, sencillamente lo hacen, si quieren gritar, lo hacen, si se mojan con la lluvia no enfurecen por haber perdido su planchado perfecto, en fin, ellas son las feas, que más se puede esperar ¿cierto?

7.- Las mujeres bonitas siempre necesitarán de tu ayuda, las feas son independientes Desde que pases por ellas a media noche, a medio día, a la escuela, al trabajo, con sus amigas o a donde sea, hasta que les ayudes a solucionar el más minúsculo problema, ellas siempre necesitarán de ti, pues a eso es a lo que están acostumbradas (además saben que si no eres tú, hay muchos otros ansiosos por volverse su casi, casi esclavo)... Las chicas feas jamás te pedirán ayuda, ellas están acostumbradas a su independencia y créeme, es algo a lo que difícilmente renunciarían. Una mujer fea prefiere pagar antes que pedirle ayuda a su pareja, pues para ella la esclavitud es algo que va separado del amor.

Y tú ¿Qué tipo de chica eres? ¿La fea o la bonita?