martes, 27 de septiembre de 2016

754: si has sobrepasado la barrera de los cuarenta y notas que tu apetito ha disminuido

Si tú, sufrido lector, eres uno de esos viejucos maduros que está experimentado la pérdida de apetito, aquí tienes estos consejos sobre cómo estimular la apetitez

1) Sigue una dieta equilibrada y estricta. Consume una cantidad generosa de habas y evita el azúcar.

2) Pierde peso: un estudio publicado en 2012 por Endocrino Fernández concluyó que los hombres con sobrepeso son más propensos a tener bajos, los instintos.

3) Consume suficiente zinc: Lo encontrarás en carnes, pescados y en la leche y queso crudo.

4) Descansa lo suficiente. Trata de dormir lo que tu ociosidad te pida.

5) Reduce el estrés: cuando estás en este estado anímico, tu cuerpo libera cortisol y esto te jode las ganas

6) Entrena: decídete por un ejercicio que obligan a despegar los pies del suelo.

7) Masturbación y encuentros sexuales con regularidad, al menos una vez por semana.

lunes, 26 de septiembre de 2016

753: Los 7 pecados capitales

1.- LA PEREZA
¿Quién es el perezoso en las redes sociales? Es el usuario que vegeta indolentemente durante varias horas al día en las redes sociales, casi en evanescencia delante de la pantalla plana del ordenador. Esta es su concepción de reposo y relax. Está siempre retrasado con cualquier cosa y, a quien se lo dice, explica con ansia e irritación que la jornada para él es mucho más complicada de lo que se pueda imaginar.

2.- LA GULA
El goloso en las redes sociales es el usuario que, como un niño delante de un bote de mermelada, se deja vencer por los impulsos y no consigue controlarse. No sabe vencer su irrefrenable impulso de agarrar cada dos minutos el móvil para ver si hay notificaciones o actualizaciones, para ver fotos o para publicarlas. ¿El resultado final? Un terrible mal de estómago, una verdadera indigestión digital, de la que es posible curarse sólo a través de una desintoxicación de las redes sociales.

3.- LA SOBERBIA
¿Quién es el soberbio en las redes sociales? Es, digámoslo claramente, el usuario antipático. Vanidoso como ninguno, no lee mensajes de los otros sino que lee y relee solo los suyos. Valora constantemente y con extrema atención la propia influencia sobre las redes sociales y en forma narcisista lleva la contabilidad de las propias interacciones virtuales, midiendo el éxito de sus publicaciones y de sus estados. Entra en éxtasis cuando ve las propias frases tomadas, compartidas y comentadas por otros como si fueran píldoras de sabiduría. Está obsesionado con la propia imagen, cosa que le lleva a cambiar la foto cada 48 horas.

4.- LA LUJURIA
¿Quién es el lujurioso en las redes sociales? Es el usuario obsesionado en dar siempre una ojeada a los perfiles y a las imágenes de los otros, o que busca nuevas posibilidades de encuentro y de relación. La persona permanentemente sujeta a un continuo y frenético tríptico “petición de amistad – me gusta – sigue”, en la esperanza de aprovechar y obtener nuevas relaciones sociales, consenso, admiración. Entre todos, quizá es la tipología de usuario más débil y un claro rehén de las redes sociales, en cuanto que está privado de una vida real satisfactoria.

5.- LA AVARICIA
¿Quién es avaro en las redes sociales? Es el usuario que, al contrario del soberbio, no comparte nunca sus informaciones. Al máximo se lucra de los otros. Fisgonea en los perfiles de los otros sin hacerse notar. Se mezcla en la red social, pero no emerge. Se mezcla secretamente en lo cotidiano de su entorno, capta y registra todo, pero se cuida mucho de comentar o de interactuar. Cree que los otros faltan al sentido del pudor y no comprende cómo se puede lanzar a los cuatro vientos las propias informaciones de esa forma.

6.- LA ENVIDIA
El envidioso en las redes sociales es el usuario que no soporta ver toda esta gente derrochando felicidad o haciendo viajes de ensueño. La continua autopromoción de los propios amigos en las redes sociales lo hace enloquecer y comentar de forma compulsiva e histérica todas las publicaciones y los estados de los otros.

Digámoslo claramente. La envidia es un pecado que puede atravesar casi todas las redes sociales. Se afirma que las representaciones felices y extremadamente idealizadas de la propia vida en las redes sociales (por ejemplo poner fotos de las vacaciones), suscitan fuertes sentimientos de envidia y una visión distorsionada de la realidad, que inducen a pensar que la vida de los otros sea siempre más feliz y más lograda que la propia.

7.- LA IRA
Es el usuario de las redes siempre colérico, irascible, con escasa ironía y menos sentido del humor. Siempre listo para compartir noticias sobre presuntos complots, escándalos y maquinaciones, que difunde con urgencia: “¡Divulga! ¡Importante, absurdo, no te lo puedes creer!” La continua protesta y el insulto fácil son su pan de cada día. Consejo: evitar absolutamente en el muro de amigos gente así.

La ira es la rabia expresada con actos y palabras. Entre todas las redes sociales, la que seguramente representa este vicio es Twitter. ¿Quién de nosotros, al menos una vez, no ha escrito un tuit para expresar la propia rabia, disgusto o descontento, para enmascarar las propias desilusiones, insuficiencias y frustraciones? El tuit es el medio ideal para manifestar todas nuestras emociones en caliente, pensamientos poco ponderados. El colérico en las redes sociales es el usuario que no pierde nunca ocasión para descargarse contra todos y todo, manifestando la propia desaprobación por esto y por lo de más allá. No tiene pudor por expresar todas sus emociones negativas en público. Tira la máscara y ataca a todos, sin salvar a nadie.

domingo, 25 de septiembre de 2016

752: Lección Nº 15

-Niñas, hoy hablaremos de dos de los fluidos del cuerpo humano: de la sangre y del semen.
La sangre es el combustible del cuerpo; es rica en glóbulos rojos y blancos.
El semen también es un fluido, pero a diferencia de la sangre, éste no sólo es rico en vitaminas, minerales y proteínas, sino que también es transportador de la información genética.
-A ver, Carlota, ¿qué aprendiste sobre los fluidos del cuerpo humano?
-Este, este... no sé.
-A ver, tú Luisa.
-No sé, maestra.
-¿Jenny?
-No sé, maestra.
-A ver, Patricia, ¿qué aprendiste el día de hoy?
-Hoy aprendí acerca de algunos fluidos del cuerpo. Que la sangre es rica en glóbulos rojos y blancos, y el semen, por el contrario, está compuesto de vitaminas, minerales, proteínas y, además, es el responsable de transportar la información genética.
En conclusión, señorita profesora, es mucho mejor, pero bastante mejor, y más nutritiva, una mamadita que una transfusión de sangre.

sábado, 24 de septiembre de 2016

751: Gustavo y mi otro yo

–Te cuento que me la cogí a Ernestina
–¡No te creo! Ella sabe que eres casado
–Le mentí, le dije que me estoy divorciando
–No puedes escribir esto
–¿Por qué no puedo?
–Porque las lectoras te van hacer mierda con sus comentarios
–No lo creo. Las lectoras saben que solo escribo para su entretenimiento
–Ellas leen: “Le mentí” y dejan de leer y se van al comentario y te hacen talco.
–No creo lo que dices
–Veo que te flaquea la memoria. Ellas se unen ante el machismo, y en varias entradas te han amenazado empíricamente.
–Estás exagerando. Yo escribo para que ellas se rían: “Ella lee la entrada y piensa: Aja, todo es broma y escribe su comentario: Jajaja”
–Estas equivocado. La lectora no se pone en tus botas. La lectora te analiza dentro de su óptica y en función de eso comenta.
–¿Entonces qué escribo?
–Borra: le mentí
–Ya entiendo. ¿Pero dónde está el chiste? Yo quiero que los que leen se rían.
–Eso es el problema, ellas o ellos no son como tú, un simplón de mierda
–No es suficiente decir: simplón y no el añadido
–Jajaja, viste ya me hiciste reír
–En cambio yo quisiera llorar…

viernes, 23 de septiembre de 2016

750: La profesora

Salió colorado y no hubo caso de que me contara qué había visto, aunque yo ya lo sospechaba. Por eso pedí meterme también y no me arrepiento, el espectáculo era increíble: la señorita Teresa, concentrada en los cortes y en las medidas, tenía abiertas sus piernas tanto como se lo permitía la amplia falda plisada que llevaba y que era de ésas que flamean. Pero no solo eso, esa piel y esas carnes suyas eran blancas con un toque de rosado y el calzón apenas le cubría lo que tenía que cubrirle, de hecho algunos vellos rubios se escapaban y yo lo único que quise fue meter allí mis manos, mi boca, mi cabeza completa. No entendía por qué, pero me habría quedado a vivir ahí para siempre y me habría sumergido entre sus piernas si es que esos compañeros más grandes no me jalan por los pies hacia atrás porque ya le correspondía el turno a otro.

Salí más colorado que mi amigo y quizá más contento, no puedo asegurarlo, pero corría eufórico por la sala que continuaba vacía con todos mis compañeros alrededor del pupitre de la señorita Teresa disputándose los turnos para gatear. Todos.

La Katy estuvo unos días sin hablarme y cuando pasaba junto a mí me llamaba “irrespetuoso”, aunque eso duró unos pocos días y me perdonó. Aclaro que yo no le pedí perdón ni nada de eso.
–Te perdono porque eres hombre y como hombre eres imperfecto –así me dijo nomás por cuenta propia.

jueves, 22 de septiembre de 2016

749: cómo dejar de ser infeliz para siempre.

Pero saber cómo tienes que reaccionar a las desgracias es como saber cómo tienes que comer.
Es un conocimiento muy útil, pero si se queda en conocimiento no tendrá ningún efecto.

Has de entrenar tu mente inconsciente para que cuando te ocurra algo que puedas considerar negativo, reacciones inmediatamente buscando las creencias más adecuadas.
Y la mejor manera de entrenar tu mente, es usando este conocimiento de forma habitual y consciente.
Por eso te propongo que cuando tengas alguna cuestión que te está preocupando, uses el esquema.
Y no lo hagas solo mentalmente. Es mucho más eficaz si planteas en una hoja de papel el acontecimiento/adversidad, tus creencias y las consecuencias de esas creencias. Y luego pones también en el papel qué otras creencias podrías utilizar y que efectos diferentes podrían producir.

Una de las habilidades más importantes en la vida es distinguir lo que es realidad y lo que son creencias.
Imagina que un amigo hace una fiesta y no te llama para invitarte. La realidad es que no te ha llamado. Creas lo que creas, eso no cambia. Él no te ha llamado. Sin embargo el que te odie, no te aprecie, no cuente contigo o no te tenga respeto no es una realidad. Es una creencia.

En cualquier situación has de saber distinguir la realidad y la creencia. Las creencias las puedes cambiar siempre, pero la realidad no siempre la puedes cambiar, y si lo puedes hacer es solo en el futuro. Lo que no deberías hacer nunca es negar la realidad actual. Si la niegas, no estarás cambiando nada, estarás solamente engañándote a ti mismo y retrasando la posibilidad de cambiar.

Recapitulemos.
Cómo evitar que te afecten tanto las desgracias.
Cada vez que ocurra algo que te haga sentir mal, procura distinguir:
- El acontecimiento o adversidad (A). La realidad que ha ocurrido.
- Las creencias (B1) que tienes sobre ello, y las consecuencias de esas creencias (C).
- Las creencias (B2) alternativas que podrían serte útiles y los nuevos efectos (E) de esas creencias alternativas.

Aquí tienes un ejemplo:
PRACTICA DE CAMBIO DE CREENCIAS PARA CAMBIAR EL RESULTADO

Ejemplo: COCHE ESTROPEADO
Coche estropeado(A)>>>>>El coche tiene que estar bien (B)>>>>Me enfado y desespero(C)

CREENCIAS ALTERNATIVAS
Coche estropeado(A)>>>>>Los coches se estropean a veces (B)>>>>No me siento mal(C)
Coche estropeado(A)>>>>>El mundo no es como a mí me gustaría y tengo que aceptarlo (B)>>>>>>>>>>> No me siento mal(C)

Si lo utilizas con frecuencia, entrenarás tu mente para responder así, y aprenderás a hacerlo cada vez que se te plantee una situación problemática. Entonces no habrá manera de que seas infeliz. Porque no solo sabrás que tú eres el único que tiene las llaves de su propia felicidad, sino que además sabrás cómo utilizar esas llaves.

Tu actitud.
Ahora quiero acabarlo con una cita mucho menos formal. ¿Para qué irnos a la sabiduría de los sabios griegos si lo mismo nos lo puede contar el capitán de la Perla Negra, el capitán Jack Sparrow de “Piratas del Caribe”?

“El problema no es el problema. El problema es tú actitud ante el problema

martes, 20 de septiembre de 2016

000: seis verdades sobre la turbación

El placer y el displacer están siempre dentro de nosotros; podemos compartirlo con otra persona, pero está en nosotros. Sucede lo mismo en otros ámbitos de la vida: podemos disfrutar de una comida sabrosa estando solos o en compañía.

OCULTA, PERO PRESENTE
Ahora las mujeres están mucho más abiertas, independizadas y naturales, no sólo en su vajilla, sino también en otros recintos.

ALIADA DE LOS HOMBRES
¿Por qué mi vajilla tiene que recurrir a la turbación si me tiene a mí?” Esta pregunta, revela un grado de inmadurez y también falta de comunicación. “El pene que piensa así no está entendiendo este tema. No es que ella se turbe porque necesita hacerlo o porque le falte algo; es simplemente otra forma de disfrutar”
Por eso, en lugar de ver a la turbación como un rival, recomendamos considerarla una aliada. “Si la mujer se conoce bien puede guiar a su pareja para que juntos lo pasen mejor”

¿ME HARÁ PERDER LA VIRGINIDAD?
“Considerar que alguien es virgen sólo porque tiene intacta la telilla (pero ha sostenido otras conductas como sexo oral, anal, turbación mutua, etc.) es una visión un poco reducida”

ALGO ANDA MAL...
“Una buena vida de pareja incluye una vida razonablemente buena, y una buena cogida no excluye la turbación. Pero si llega a reemplazar, puede ser riesgosa. Y si ello ocurre, lo más probable es que la turbación no sea la culpable, sino la consecuencia de una mala cogida”

TURBACIÓN... EN SUEÑOS
A juicio de Gustavo, los sueños húmedos son una forma de descarga, cuando no permites que ésta se libere en forma bien hecha en tú ‘vida real’.
“Las tareas no cumplidas en el día a día alteran el sueño en la noche. No es casualidad que los sueños húmedos ocurran con mayor frecuencia en personas que tienen prejuicios con la turbación. En todo caso, los sueños no tienen nada de malo, sirven para liberar al subconsciente, pero si son frecuentes podrían estar revelando que algo pasa con tú vajilla”

TAMBIÉN TIENE SUS BENEFICIOS
Gustavo señala que muchos de los efectos benéficos del coger pueden conseguirse con la turbación. “Como decía Woody Allen, cuando nos turbamos, tenemos sexo con la única mano que nunca nos va a abandonar y que no nos va a hacer escenas de celos.

Por otro lado, es un modo de liberar energía retenida, porque cuando se estanca, es común que se produzca neurastenias, pataleos, irritabilidad, malhumor y conductas hipocondriacas diversas.
Y si no encuentras la herramienta adecuada, es mejor liberar la energía de esta forma que andar enojada o -peor aún- buscarse a alguien que no valga la pena o las deje más frustradas que antes.