lunes, 13 de octubre de 2014

407: la coyuntura hace al laburador

--- ¿Así que quieres una sesión de sexo?
--- Tú lo has dicho
--- ¿Pero cómo puede ser eso posible, pues ni siquiera soy tú amiga?
--- Eso garantiza la seriedad de mi propuesta
--- Ni tampoco eres amigo de mi marido
--- Eso avala mi integridad
--- Jamás en todos estos años me hiciste un saludo o un gesto de amistad
--- Lo hice pensando en este momento
--- Y luego, chau, jamás te conocí…
--- No, realizaremos, una sesión en tres actos
--- ¿Cómo es eso?
--- Generalmente, el primer encontrón es un fracaso, el gran deseo de él y el miedo de ella.
En la segunda en él hay solo medio deseo y algo en ella y las cosas caminan por buen derrotero. Es la tercera cita donde ambos disfrutan el uno del otro. Y es aquí, en este punto donde ella decide si las cosas deben continuar… y él debe atenerse a esa decisión.
--- ¿Yo decido?
--- Si, ahora, en este momento.

6 comentarios: