jueves, 2 de diciembre de 2010

70: Solo para tus ojos 1 de 2

Somos una clase de individuos que estamos siempre prontos a hablar de uno mismo y en ese afán necesitamos comentar siempre a alguien si hicimos una buena acción o si cometimos un pecado.

Nadie se escapa a lo escrito precedentemente. Las más de las veces lo decimos a cualquier amigo/@ y las cosas “feísimas” al íntimo, a la íntima y algunos cometen la torpeza de contarle a su pareja.

Si alguien se compromete por ahí, y lo comenta a su amigo/@ y si por una circunstancia de la vida aparece un ser maravilloso/@ y tú quedas encandilado/@ por esos hermosos faroles, tú amigo/@ te volverá a la realidad recordándote que tu ya tienes dueño/@.

Si, a un amigo/@ le contaste que hiciste una cochinada a mengano, tendrás siempre a tu acusador todo el tiempo, recordándote lo malo/@ que eres.

Claro que existen algunos seres amorfos llamados amigos que no actúan como las descritas líneas arriba, pero S es “una” excepción entre “mil”

Y ese ser raro es igual a todo el mundo y necesita alguien a quien revelar lo que sabe, ¡¡porque no puede callar!! Por qué si no lo cuenta puede estallar y como su salud vale más, cuenta tú secreto a cualquiera.

Yo no sé como tú eres y tampoco diré como debes actuar, “cada cual posee su estilo para matar sus tigres” lo que si les diré que desde el momento que deje de frecuentar a mis amigos, me he sentido “libre” Pues me he liberado de mis acusadores y de mis ángeles de la guardia.

Cuando aprendamos a “mantener la boca cerrada”, es en ese momento que estaremos “listos” para tener amigos y con éstos charlaremos de todo menos de “mi vida” de “mis cosas” “de mis debilidades” “de mi pobreza espiritual”

Nuestros alardes de “buena gente” solo son una pose exigida por nuestra vanidad. Y nuestros alardes de “maldito/@” solo busca “ser considerados duros”. Ambas cosas muestran un carácter débil que cree que revelándose como tal será respetado/@

Creo que lo mejor es esconder bajo la cama nuestras buenas acciones y en arca con siete llaves nuestros pecados, pues recuerda que vivimos con seres iguales a nosotros y así tal como pensamos de ellos, ellos piensan de nosotros, pues… conocen nuestros oscuros secretos…

Yo, con mis amigos habló de futbol, de política, de culinaria y de mujeres. Ellos ya saben que no quiero saber nada de su vida marital ni que me cuenten chismes (“el que nada sabe, nada teme”), solo les pido que me cuenten chistes colorinches. Y cruzamos el puente con tranquilidad y sin sobresaltos.

8 comentarios:

  1. Totalmente!
    a veces es bueno hablar y ottas veces cerrar la boca, cuando las palabras que vamos a decir pueden herir u ofender a los otros. Enjoy the silence.

    besos. Nati

    ResponderEliminar
  2. ....... no se...... yo si tengo la necesidad de contar¡¡¡ pero ha que saber a quien no? pero te concedo razón a veces es mejor el silencio que mil palabras, besitos

    ResponderEliminar
  3. ¿Entonces a quién le voy a contar mis aventuras y desventuras?, si se las cuento a mis amigas para que ellas las cuenten por todos lados, je.


    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Creo que es una necesidad de todos contar nuestras cosas, solo hay que saber a quien contarlas y que tanto, en algunas ocasiones calladit@s nos vemos mas boit@s

    saludos

    ResponderEliminar
  5. El silencio y la sinceridad están inversamente valorados.

    ResponderEliminar
  6. Dice Dolina que las amistades más profundas son las que se hacen en la infancia. Luego nos volvemos complejos y todo el compincherío de tocar timbres y salir corriendo se convierte en otra cosa, intelectualizada, segmentada por horarios, condiciones maritales y hábitos de ocio... y de pronto tenga razón, amigo mîo.
    D.

    ResponderEliminar
  7. Bravo! nada que aportar.
    Besitos alados

    ResponderEliminar
  8. Híjole.. yo tengo un amigo al que le contaba tooodo de mi vida, pero creo que no fue buena idea pq de repente me sacaba cosas en los momentos menos oportunos.. ahi fue cuando descubrí que calladita me veo más bonita..

    Pero siempre es necesario contarle a alguién nuestras aventuras!!! Asi que mejor voy a escribir un libro. :D

    ResponderEliminar