miércoles, 4 de mayo de 2016

616: Cómo educar a un esposo viejo

No debes tener miedo. Educar a un hombre viejo no tiene por qué ser más difícil que educar a un jovenzuelo, te lo aseguro. Lo cierto es que captando a uno viejo evitarás muchos problemas que los jóvenes traen, como por ejemplo la distracción.

En todo caso, el viejo está más asentado, tiene más facilidad para concentrarse y es mucho más tranquilo que un joven. Su capacidad para aprender es la misma independientemente de su edad: el hombre NUNCA QUIERE DEJAR DE APRENDER.

Esto es lo que tienes que hacer para educar a un esposo:

1. Todo esposo necesita mucho sexo, aunque muchas esposas no sean conscientes de ello. Es un hombre lleno de energía y es bueno que se canse. En caso contrario será incapaz de mantener su atención. Por otra parte, el ejercicio te ayudará a evitar que se ponga a importunar a las vecinas.

2. Es importante que pongas unas normas y que dejes claro lo que aceptas y no aceptas de tu esposo. ¿Está permitido que duerma la siesta? Si la respuesta es no, que SIEMPRE sea NO. Jamás des tu brazo a torcer. Las normas no deben cambiar por muy adorable que sea su pene.

3. La recompensa es lo principal. Si tu esposo te da la puntita, deja de vociferar cuando se lo dices, no tira los condones bajo la cama o acude cuando lo llamas, dale una recompensa. Puedes ir variando el tipo de recompensa que le des cada vez que se porte bien.

¿Te das cuenta de lo fácil que es educar a un esposo viejo? Debes hacer que haga sexo para que esté tranquilo, poner unas normas y marcar una rutina, y darle una recompensa cada vez que haga algo bien. Igual que a ti te gusta que te premien cuando haces algo bien, lo mismo le ocurre a tu esposo.

8 comentarios:

  1. uy! no se en una de esas voy a tener que cuidarlo

    :P

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaja, aquí el romanticismo brilla por su ausencia eh...

    ResponderEliminar
  3. Un esposo viejo, que tenga que tomar Viagra y con el tiempo hacerle de enfermera...¡no, gracias!
    Besos, Chaly.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, como a un perrito, ajajajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja vaya tratarlo como a un niño, jajajajajaja

    ResponderEliminar
  6. :)

    Muy bueno, se te lee con una sonrisa

    ResponderEliminar