lunes, 23 de mayo de 2016

633: que te sucede cuando tus padres no entienden tu trabajo

Has intentado contar qué es lo que haces para ganarte la vida y todos te miran con cara de asombro. El principal obstáculo fueron mis padres, ¡no tienes ni idea lo que me costó que entendieran por qué lo hago! Además, en el camino, me pasaron algunas cosas.

SUS AMIGOS TAMPOCO LO ENTIENDEN. Cuando de casualidad tus padres se encuentran con sus amigos y estos le preguntan a qué se dedica su hija, ellos les explican a su manera y, lo más cómico del caso es que no tiene nada que ver su relato con la realidad.

TE DAN MUCHOS CONSEJOS… QUE NO SIRVEN DE NADA. Es probable que tus padres quieran aconsejarte en función a la “vieja escuela”. Vístete bien, no llegues tarde, pórtate bien con tus clientes y otras tantas minucias por el estilo. Pero seamos realistas, si tienes un trabajo en el que no hay horarios, tú eres tu propia jefa y haces tus actividades en la calle, ¿para qué vas a vestir de traje? Apuesto a que más de una vez te han dado ganas de gritar “¡Mamá! ¡¿Para qué me sirve esto?! ¡No es necesario!”

TU ESTABILIDAD FINANCIERA LES PREOCUPA MUCHÍSIMO. Si tus padres son de la misma época que los míos, seguro que les costará entender cómo puedes ganar dinero en la calle Lo que más les preocupa es tu estabilidad en materia monetaria, pues asocian este mundo con el entretenimiento. No te preocupes por eso. Cuando ellos vean que comienzas a ganar dinero, ¡no se preocuparán más!

QUERRÁN DARTE IDEAS. Ten paciencia y aguanta los mensajes de texto en horarios extraños con sugerencias o las llamadas con “ideas excelentes”. Debes tener presente que el cambio en cuestiones de lo que hacemos ha sido muy grande y aún hay gente que no lo entiende.

PIENSAN QUE TIENES MUCHO TIEMPO LIBRE. Ellos no comprenden que tú puedes estar en camisón o con la ropa toda manchada y con babas en tu cara y estés trabajando… ¡paciencia! Ya pasará.

HACEN MUCHÍSIMAS PREGUNTAS. Te preguntarán absolutamente todo, no dejarán nada al azar ¿Quieres simplificarlo? Solo diles que trabajas en Marquetín ¡y asunto arreglado!

8 comentarios:

  1. Los padres viven dos vidas, las suyas y las de sus hijos, y con el tiempo tres, las de sus nietos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pero todo eso es inevitable y solo se comprende cuando se es padre. Aunque tu hijo tenga cuarenta años sigue siendo tu pequeño. Mi mayor calzando un 45, y mi esposa aun cuenta cuando le copia sus piececitos a besos.
    Pero hay que dejarnos, la vida es así, y seguiremos padeciendo por ellos hasta que muramos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le comia sus piececitos, quería decir.

      Eliminar
  3. No sé que decir, no me ha pasado eso, de mi madre aprendí con el ejemplo a ser responsable, puntual.....en el trabajo.

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  4. Tengo la suerte de tener unos padres que nunca me impidieron equivocarme, que siempre respetaron mis buenas o malas decisiones, y que siempre han estado ahí cuando los he necesitado.

    Besito.

    ResponderEliminar
  5. No será porque la profesión no sea antigua.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Con las nuevas profesiones, esto está a la orden del día.

    ResponderEliminar
  7. Uff !!
    Hay que abrir la mente.
    Pero hay quien no puede.
    Besos.

    ResponderEliminar