sábado, 17 de febrero de 2018

0154: Cómo comer una banana

Deja las luces encendidas
Es biológico. Si tienes el pelo largo, apártatelo para un lado. Si eres una valiente y nada tímida, mantén el contacto visual mientras lo haces. Si no, mira hacia la banana o cierra los ojos. Ninguna es mejor que otra, por mucho que tu mejor amiga te haya enseñado a poner cara de picarona es lo que tienes que hacer.
Ponte en posición
Comer una banana se puede hacer desde numerosas posiciones. De pie, de rodillas, tumbada y  agachada... etc. Elige la que más se adapte a ti y a la situación y ponte a ello. Martha recomienda la del 'pájaro carpintero', aunque debes tener cuidado con los dolores de cuello.
Lame
Antes de comer hay que lamer.
Añade manos
Antes de meterla en la boca, cógela con las manos. Manipula la banana de arriba a abajo, muy suavemente. Cuando esté medio vertical, si aún no lo está, ya puedes empezar con la lengua. Cuando comiences, no dejes de mover la mano. Funcionan bien juntas
In crescendo
Es importante que mantengas un ritmo constante. A medida que se acerque al momento, has de aumentar la velocidad y la presión.
Final feliz
Si no quieres tragar, continúa con las manos. Haz cualquier cosa, pero no le dejes a medias a la pobre banana.

6 comentarios:

  1. :) Una clase magistral, jeje.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que existían normas para comerse un plátano, así es que gracias por enseñármelas.

    ResponderEliminar
  3. Yo en este caso me decanto por los melones.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchos pasos, se me "terminó" a la mitad...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar