miércoles, 8 de febrero de 2017

879: patéticamente patético

- Buenos días. Sus documentos, por favor.
- No los tengo. He… salido a correr.
- Lo he visto avanzar a hurtadillas e invadir propiedad privada en  este inmueble, pero correr, lo que se dice correr, no lo he visto, ¿ah?
- Eso...es que...Se trata de una broma...
- Una broma.
-Estoy siguiendo a mi mujer para...sorprenderla.
- Sorprenderla.
- Sí. Quería darle...Eso, una sorpresa.
- ¿Qué sorpresa?
-Yo.
-...
-Es decir, salirle al paso y decirle ¡Sorpresa! Hace...hace tiempo que no nos vemos y...
-Y usted ha vuelto a casa después de mucho tiempo vestido así y sin maletas...
-¿Qué tiene de malo? ¿No le gusta mi buzo o...?
- Le he pedido sus documentos. 
-Escuche... ¿No habrá...no habrá un modo de arreglar esto?
- ¿Qué quiere decir?
- No sé...alguna salida... 
-Ya eso se hará según su criterio, señor. 
-No tengo ni un centavo.
-¿Y yo le he pedido dinero acaso? ¿Qué trata de decir? Yo no le he pedido nada más que sus  documentos. Pero ahora puedo acusarlo por intento de soborno.
-No... Por favor...
-Es verdad que no parece ladrón. Debe ser un principiante. ¿Se ha quedado sin trabajo? ¿Sin plata?  A veces pasa.
-Mi mujer...está con otro.
-¿Cómo?
-Está con otro hombre.
-¿Con quién?

-No lo sé. Por eso la estoy siguiendo. Para averiguarlo

7 comentarios:

  1. Ya solo le interesa saber quien se acuesta con la mujer, el resto se la trae al pario.

    Abrazo Chaly

    ResponderEliminar
  2. Buen diálogo, lo he seguido intrigada y puedo sacar una conclusión. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Con lo difícil que es asumir que uno es cornudo...
    Saludos.

    ResponderEliminar