viernes, 10 de enero de 2014

328: Colorín, colorado…

-¿Recuerdas que hace quince años te lleve a lo profundo del bosque?
-Lo recuerdo cómo si fuese ayer. Ese día perdí por primera vez mi virginidad
-¿¡Por primera vez!? ¿Cuántas veces has perdido tu virginidad?
-Déjame pensar… ¡¡nueve veces!!
-¿Y en qué lapso?
-En los últimos quince años
-La verdad es que no… entiendo
-¡Es fácil! Debes convencerte que existen muchas virginidades
-Puedes explicarte mejor…
-Te lo ilustro de la siguiente forma: ¿Recuerdas el cuento de blanca nieves? Ella se granjeo el rencor de su madrasta (debido a su belleza y su sex apeal) y a raíz de ello tuvo que huir del palacete e irse a lo profundo del bosque, allá encontró a siete enanos y allí perdió siete veces su virginidad, pues cada enano era diferente de los otros. Con cada uno de ellos, estuvo dos años y en esos dos años asimilo la personalidad, el carácter y la indiosincracia del enano de turno. Es por eso que el príncipe quedo encandilado por ella, su visión del mundo, de los negocios, la laboriosidad, su belicosidad, ternura y gracia para contar chistes colorados la hicieron digna del príncipe y éste se casó con ella y se la llevo del bosque. Y blanca nieves perdió por novena vez su virginidad.
-Sí, ahora entiendo.
-Me alegra que lo entiendas mi querido cazador.

2 comentarios:

  1. Déjame pensar cuantas veces la he perdido jaja.

    ResponderEliminar
  2. Ese es un buen modo de contar este cuento...y tantos otros.

    Besos

    ResponderEliminar