lunes, 16 de julio de 2018

0236: entre colegas

—Será un asunto peliagudo —observó el hechicero, examinando con ojo de experto—. Requerirá una fumigatio.
—Ciertamente —asintió el obispo—, y también una suffumigatio.
—Aloe y lentisco —aconsejó el hechicero.
—En efecto —prosiguió el obispo—; y sándalo rojo.
—Debemos convocar a Primeumaton —dijo el brujo.
—Sin duda —acotó el obispo—; y a Amioram.
—Triángulos —dictaminó el hechicero.
—Pentágonos —añadió el obispo.
—En la hora de Meton —señaló el hechicero.
—Hubiera dicho que en la de Trafac —sugirió el obispo—, pero me atengo a tu mayor experiencia.
— ¿Puedo contar con la sangre de un macho cabrío? —interrogó el mago.
—Por supuesto —asintió el obispo—, y también la de un mono.
— ¿Su Señoría opina que sería posible aventurarse inclusive a disponer de un niño destetado?
—Bueno, si fuera absolutamente indispensable...
—Me encanta comprobar una actitud tan liberal de parte de Su Señoría —reconoció el hechicero—. Su Señoría es evidentemente de la profesión.

viernes, 13 de julio de 2018

0235: complejo de mucha castración


- ¡No puedo más! ¡No puedo seguir viviendo así! ¡No como, no duermo, no puedo respirar...! ¡Cuando está lejos no puedo vivir sin él, y si está a mi lado no lo soporto! Nuestra vida es un desastre. Y si me separo de él, me moriré de pena. Y él igual. A veces nos ponemos los dos a llorar. Sufrimos como niños a los que les falta...
- ¿Sí? ¿Por qué te callas? ¿Qué ibas a decir?
- Eso, que parecemos unos niños los dos.
- No, no. Tú estabas diciendo otra cosa. Algo importante, y te cortó la represión. Dijiste: niños a los que le falta... ¿Qué les falta...?
- ¿Que a los niños les falta algo? ¿He dicho yo eso?
- ¡Sí! No voy a decirlo yo. Ahora mismo lo verbalizaste.
- No me acuerdo... ¿Los juguetes les faltan a los niños?
- No, ibas a decir otra cosa. No dejes que la censura interior te tapone el brote de tu inconsciente. ¿Qué es lo que le falta a la niña?
- ¿Un amiguito? ¿Caramelos? ¿Dinero para ir al cine...?
- ¡No, no, no...!
- ¿Vestiditos? ¿Un buen colegio? ¿Un helado...?
- ¡Que no, viste! ¡Le falta su pene! ¡Ya está dicho de una vez!
¿Comprendes? Vos misma lo dijiste. El pene que no tienes y que se quedó tu papá con él. Ahí está el trauma originario.
- ¿Sí?
- Está más claro que el agua. La madre es la enemiga, porque el pene del padre es para ella, no para ti que te quedas rabiando sin pene en la cuna cuando te lo quitaba. ¿A que tu llorabas mucho en la cuna de pequeña?
- A lo mejor. No me acuerdo. Como hace tanto tiempo...
- Mecanismos de defensa que afloran.
- ¿Y eso tiene que ver con que me pelee con Carlos todo el tiempo?
- Natural. Lo quieres tener, y lo quieres destruir. Cuando tú tienes el pene de Carlos quieres arrancárselo para guardártelo, y él no quiere, y ahí está el conflicto.
- No me había dado cuenta, pero ahora que usted lo dice... A lo mejor por eso no me gusta que se aparte cuando él ya..., y yo no...
- ¿Viste? ¡Ahí está! Él se quita. Él se pone, y cuando a ti te gusta se quita. Como tu padre hacía. Tú amabas a tu padre. Lo deseabas...
- ¿A mi padre? ¡Ah, no! ¡Eso sí que no! Pero si mi padre es muy feo, y está muy mayor. Yo creo que eso no...
- Pero tú qué sabes. ¿No dices que eras pequeña y no te acuerdas? ¿O de unas cosas sí te acuerdas y de otras cosas no te acuerdas? Seamos consecuentes. ¿De pequeña no lo abrazabas, y lo besabas, y te subías encima siempre que podías?
- Sí, eso sí... Pero picaba. Me acuerdo de eso muy bien. Tenía la barba dura y raspaba. Mi padre era agricultor, ¿sabe? Ahora ya está muy mayor.
- Razón de más.
- ¿Ah, sí? ¿El que sea muy mayor?
- No, el que fuera agricultor. El contacto con la naturaleza despertó en ti más tu libido perversa infantil. Le verías allí en la era, entre el trigo y la paja, y tus ojos de niña ansiaban su pene. Y luego el proceso se ha repetido con Carlos, y estamos en las mismas. Carlos es tu padre actual, como si dijéramos.
- ¿Entonces Carlos y mi padre...?
- Son sólo el pene que tú necesitas y rechazas tan desesperadamente.
- ¿Por eso me siento vacía sin él...?
- Claro, luego llega él y te llena con el pene que te falta.
- ¿Y él por qué se pelea conmigo, si a él no le falta el pene?
- A él le falta la madre que tú representas sin serlo.
- Qué lío, ¿no?
- No es ningún lío. Es transparente para el que quiere ver. Te quiere y te odia. Como tú, por su carencia.
- O sea, que a él lo que le falta entonces son... las tetas...
- Como si dijéramos. Puedes verlo así si quieres.
- ¿Y esto de que nos falten tantas cosas a los dos será malo?
- Es doloroso. Ya lo ves tú como lloras. De ahí vienen todos los problemas del mundo: las guerras, las enfermedades mentales, la incomunicación... todo. La cultura occidental está colocada, como si dijéramos, encima del complejo de Edipo. Tiras del complejo, y se te cae el edificio encima. A mí misma me pasó mucho tiempo. Sufrí más de lo que te puedes imaginar. Julio César se llamaba mi tormento. Hice una transferencia en él, del vínculo amoroso de la figura paterna, y estaba desesperada, humillada, destrozada, a punto del suicidio, qué se yo. Era un amor salvaje y sin esperanzas, porque él quería a otra. Y yo era víctima de la privación del objeto, y sin cuna donde refugiarme...
- Fíjese...
- Después de probarlo todo para intentar aliviarme: psicoanalistas como yo, el alcohol, las drogas, el desenfreno sexual, las cebollitas esas pequeñas de la medicina homeopática, la comida macrobiótica... nada. Hasta que al final me di cuenta de que mi sufrimiento era un complejo de castración por falta de pene. Y me decidí, y me operé.
- ¿Se operó? ¿Pero eso se opera?
- Pero, claro. Me operaron. Me pusieron un pene lindo, y se acabaron todos mis problemas. ¡Mira!, ¡mira qué lindo me quedó!

 


miércoles, 11 de julio de 2018

0234: El teatro de la estupidez


Ya saben cuáles son los lemas más repetidos en los mítines de Trump, desde el:
«Hillary sucks, but not like Mónica» («Hillary apesta —la chupa—, pero no como Mónica»)  
«Trump that bitch» («Trump, machaca a esa perra»),
«Build the wall! Build the wall!» («¡Construye el muro! ¡Construye el muro!»),
o los más gráficos
«Donald “Fuckin” Trump», («Donald Trump el más cabrón»)
o
«Finally someone with balls» («Por fin alguien con cojones»)
Que corean sus seguidores en plan hinchada deportiva.

A nadie tampoco se le escapa que en ellos Trump lanza consignas falsas, razonamientos infantiles, abunda en bromas contra los musulmanes, los mexicanos, los maricones, la mujeres «demasiado» liberadas, los pacifistas o los ecologistas, esquiva a los boicoteadores, insulta y amenaza, interpela al público y exhibe su yupismo pasado de moda para escenificar, en definitiva, uno de los géneros más antiguos de la vida pública estadounidense.

martes, 10 de julio de 2018

0233: Hazlo tú… antes de pedirle a él que lo haga


A Mahatma Gandhi una mujer fue a verle un día. La acompañaba una niña pequeña.  
—Gandhi, mi hija come muchas chuches, come mucho azúcar. Dile que deje de comer tanto azúcar.
Gandhi se quedó pensando
—No, vuelve en dos semanas
— ¿Por qué? ¡Díselo ahora!
—No, vuelve en dos semanas
—De acuerdo
Dos semanas después volvió con su hija
— ¿Se lo dirás ahora?
Y esta vez Gandhi se agachó, la miró a los ojos y le dijo
—Deja de comer tanto azúcar
Ella dijo
—Muy bien
Y se fue. Entonces la madre  
— ¿Por qué no se lo dijiste hace dos semanas?
—Porque hace dos semanas yo había comido mucho azúcar
Lo que quería decir era: No quiero dar lecciones sin aplicarme yo el cuento.
Creo que todos debemos aplicarnos el cuento. Si nos enfadamos, mirémonos antes al espejo y digamos: “¿Estoy siendo un buen ejemplo?”

sábado, 7 de julio de 2018

0232: confidencial


—Dime la verdad ¿Por qué no te quieres casar con ella?
—Ya te dije, tenemos una linda amistad, y el matriqui lo cagaria, mira a tus hermanos, tú los veías felices cuando eran novios, tres años después, tú ya sabes lo que ellos quieren, ¡tú me lo has contado! En ese sentido de aquí a tres años Roseanne y yo seguiremos siendo buenos amigos, salvo que se vaya a vivir a otra ciudad.
—Ese es tu pensamiento, ¿pero le has preguntado a ella que espera de la relación que tienen?
—No, y no veo motivo alguno para preguntarle
—No te despierta curiosidad que hablemos de este asunto, otro me preguntaría si Roseanne me dijo algo
—No, no te preguntaría ¿y sabes por qué?, es sencillo, si ella te hizo una confidencia, seria canallada de mi parte preguntártelo, pues al requerir una respuesta te estaría obligando —dado que soy tu mejor amigo—a que tu traiciones su confianza, en ese sentido pecaría de mal amigo para ti y para ella.

miércoles, 4 de julio de 2018

0231: alma gemela


— ¿Por qué no te casas con Roseanne?
—Si tanto quieres ver casada a Roseanne, ¿Por qué no te casas tú con ella?
— ¡Ella es tu novia!
—No, no lo es, somos solo amigos, muy buenos amigos
— ¿Qué tiempo están juntos, un año?
—Sí, casi un año, nos entendemos muy bien
— ¡Es tu alma gemela!
—Sí, lo es y por ese motivo jamás me casaría con ella. Ella es la amiga perfecta
— ¡Tú estás loco! ¡¡Todo hombre busca a su alma gemela para casarse!!
—Y perder a mi mejor amiga, ¡tú eres el loco!

domingo, 1 de julio de 2018

0230: acoso


Evangelica Mendes gerenta de la auto venta “Pogreso” denuncio a Gustavo Ballivian de acoso a la policía según el tabloide “El Templanero”  donde cualquiera puede leer que el susodicho se quedaba parado en la otra banda de la calle mirando a la auto venta por 25 minutos todas las mañanas de lunes a viernes incomodando a Evangelica con sus miradas libidinosas, interrogando a la denunciante se le pregunto si el denunciado hacia algún gesto o se tocaba alguna parte de su cuerpo mientras la miraba, la denunciante declaró que no.
La detective Mona Torres de la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen) se apersono a la Escena del Crimen, acordonando todo el área y embutida en su mameluco color beige procedió a la investigación forense y con el uso de un maniquí que representaba al usufructuario lo coloco en el sitio en el que se paraba a mirar a la gerenta coincidiendo el sitio con la parada del autobús de la línea 108 y por declaraciones de los venteros de la auto venta se estableció que el sospechoso utilizaba diariamente dicho servicio, también la investigadora forense concluyó que la ubicación de la gerencia hacía imposible que la mirada del acosador pudiera rozar a Evangelica por escasos 12 centímetros pues una vagoneta de la marca Toyota modelo 1984 se interponía entre el acosador y la acosada.
Interrogado el sospechoso, él indico (sic): “soy humano y tengo deseos”
Concluida la interrogación la detective, declaro de infundadas la denuncia de la gerenta, aclarando que el Ingeniero Ballivian, efectivamente todos los días se trasladaba en la línea 108 hasta su trabajo y mientras esperaba el medio público de transporte se deleitaba mirando y deseándola con poseerla para evitarse los malos olores y la incomodidad de viajar parado la mayor parte de los días.

viernes, 29 de junio de 2018

0229: No eres tú, son… las palomitas


La mujer que llamó a la policía les dijo a los agentes que ella y su esposo estaban esperando en la fila para comprar palomitas cuando él le pidió que no les pusiera sal y se fue por otra cosa. La mujer, sintió que tenía derecho a echarle sal a las palomitas que ella había pagado, entonces lo hizo, a pesar de la petición de su marido. Cuando el esposo se dio cuenta de lo que había sucedido durante su ausencia, supuestamente terminó su matrimonio y se negó a ver la película. ¿Cuáles fueron sus razones? Bueno, por supuesto, que su esposa le había sido infiel por hacer cosas a sus espaldas, como ponerle sal a las palomitas. (Esas fueron sus palabras).
Luego, en un acto de rebeldía, la esposa (o medio ex esposa, supongo) tomó las llaves del auto de su esposo y vio la película sola, mientras el esposo esperaba afuera del cine, pateando piedras con sus manos en su bolsillos y refunfuñando su nombre en voz baja. (Otra vez, son puras especulaciones).

Después de que la película terminó, la mujer encontró a su marido. Aún tenía sus llaves, ya que, como le dijo a los oficiales, él maneja demasiado rápido cuando se enoja. El marido se paró afuera del automóvil, negándose a entrar, y la mujer, ahora preocupada por cómo su marido llegaría a casa, llamó a la policía para preguntarles qué hacer. Le dijeron que lo resolviera por su cuenta y que su marido era un adulto que podía tomar sus propias decisiones. La esposa confirmó que no hubo violencia física, que su esposo no la amenazó de ninguna manera y que eso no le preocupaba.

El matrimonio es algo complicado: en un segundo estás feliz y enamorado y al siguiente, tu esposa le echa sal a tus palomitas de maíz y sientes que no tienes de otra más que divorciarte de ella. Es una triste historia, una que todos hemos escuchado muchas veces. La cantidad de matrimonios felices que se han arruinado por la sal es probablemente enorme. Incontable, incluso.
De todos modos, lo hecho, hecho está, lo salado, salado está, y lo único que queda por hacer es vigilar de cerca tus palomitas y quizás, hacer algo loco como tratar de mejorar la comunicación con tu mujer.

miércoles, 27 de junio de 2018

0228: la maldita planta


—oye dios
—dime
— ¿te acuerdas de los humanos?
— ¿los de la tierra? los hice hace rato ¿qué pasa con ellos?
—estoy preocupado
— ¿por qué?
—se matan entre ellos, hay guerras por todo lado, unos porque dicen que te llamas ala y los otros porque es jeova
— ¿qué? ¿cómo así?
—están enojados todo el tiempo, están prohibiendo todo y para colmo están muriendo de cáncer
—¿enojados?¿no coinciden?¿cáncer? pensé que había resuelto todo eso cuando les di la planta
—ese es otro problema, hicieron ilegal a la planta
—¡quee! ¿oh vamos en serio? ¡la maldita cosa cura en cáncer!

martes, 26 de junio de 2018

0227: la zancadilla


— ¿Y él? ¿Quién es? ¿De dónde ha salido?
— ¡Uf! Es un hombre de aquí con una historia complicada. En estos últimos tres años se ha hecho sitio entre gente bien situada, porque hay que reconocer que encanto le sobra, y ahí lo tienes hecho un señor al que al final se le ocurre ir a fijarse en una niña más simple que una mata de habas, guapa, ingenua... Un bocadito, vamos.
—Desengáñate, ahora ya no hay chicas ingenuas a los veinte años.
—Ingenua de otra manera, sí, pero ingenua al fin y al cabo; o sea: con alguna experiencia de lobeznos y ninguna con lobos, que es a lo que me refiero.
—Bueno. No tiene por qué ser un desastre, aunque no parezca el tipo de relación más aconsejable. Pero vamos por partes. Primero: ¿está decidida?
—Está empeñada.
— ¿Y sus padres?
—Pues él poco menos que limpiando la escopeta y mi hermana, te puedes imaginar: desconsolada.
—De todos modos: esto suele ser un drama hasta que deja de serlo, como sabes muy bien. Al fin y al cabo él tiene dinero y, como dice el buen pueblo, el que no la corre de soltero la corre de casado y eso es un punto a su favor. Puede ser un buen novio, es cuestión de darle carrete y ver qué pasa. Tú sabes el tamiz que es el tiempo. ¿Por qué no le frenan las prisas a la niña, de momento? Con buena cara, se entiende, no vaya a ser que se os embarace en plan retador.
—Pues vaya consuelo.
—El que hay. ¿Qué van a hacer los padres, a ver? Si ella se emperra, o la enjaulas o matas al otro. Yo entiendo tu pesar, si yo tuviera una hija en estos trances le abriría las puertas al lobo y por detrás incitaría a los ex enamorados de mi hija que volviesen a cortejarla.

domingo, 24 de junio de 2018

0226: russia 2018


—Colegas del balompié sé que todos no están tan conformes, pero ni modo hay que aguantarse, nunca seremos lo que quisimos ser, ni dejaremos de ser tal cual somos; en ese entendido entro en materia:
No se extrañen si no los persigo como un energúmeno cuando alguno de ustedes hagan un gol, no está en mi carácter ese estúpido proceder.
Les ruego dejarse conmigo eso de besos, abrazos y de tirarse encima de uno cuando haga un gol, eso son mariconadas, recuerden que este es un deporte viril.
Si el gol me gusta los aplaudiré o les mostrare la v de la victoria o levantaré el pulgar, según la calidad, profesionalidad y personalidad del goleador.
Cuando yo meta un gol ustedes hagan lo que quieran —no me importa— pero eso sí, ni se acerquen a mí.
Quiero recalcar que perdiendo o ganando, ustedes se sigan comportando como caballeros —los que son y los que no lo son, finjan serlo— de esa forma mostraremos al público que respetamos su presencia y principalmente somos fiel a la divisa.
He notado que algunos de ustedes cuando hacen un gol, besan la insignia del club, me parece de mal gusto, principalmente de aquellos que continuamente están rotando en diferentes entidades deportivas, por un lado y por el otro lado a ustedes les pagan para que jueguen y sólo tendría derecho a besar la insignia aquel que juega gratis por amor al club.
Otra cosa que he notado es que cuando hacen un gol, lo dedican a una persona sentada en la gradería y eso es de mal gusto, —salvo que esa persona le pague el sueldo—, en todo caso ese gol es del club y no lo puede dedicar a nadie. Recuerden que todos somos empleados y tenemos un empleador.

viernes, 22 de junio de 2018

0225: como pillar el amor


¿Alguna vez has visto una comedia romántica? Haz memoria, seguro que si te pones a pensar te das cuenta que ninguna de estas películas trata sobre una chica que sale con sus amigas de fiesta, se coge una borrachera en la discoteca de moda, se enrolla con el primer tipo que sabe seducirla, acaban cogiendo en el baño o en su casa, y terminan la historia casándose y siendo felices pare siempre.
¿A que nunca es así?
Si te fijas, casi todas las comedias románticas tratan sobre una chica que conoce a un chico de manera casual durante el día, se enamoran y acaban teniendo un romance.
¿Y sabes una cosa?
Las comedias románticas son las películas más vistas dentro del género femenino.
Así que, puedes estar seguro de que todas ellas están fantaseando constantemente con ser esa mujer en la historia que conoce a un increíble hombre de alguna manera casual durante el día y acaban teniendo un bonito romance.
Es por esta razón que también será más fácil para ti encontrar una chica que acabe siendo tu novia si la conoces durante el día que si la conoces por la noche, la mayoría de relaciones de pareja empiezan con el chico y la chica conociéndose durante el día… por ejemplo en el trabajo o en la universidad, y no después de haber tenido una noche de sexo de borrachera.

miércoles, 20 de junio de 2018

0224: creyentes e infieles


— ¡Oiga, le agradecería dejar de molestar a mi mujer!
— ¡Es ella la que me jochea!           
—Alabancioso
—Si usted se la tirara como Johnson y Masters mandan, estas cosas no irían sucediendo
—Me está diciendo que no se tirar. ¿Ella se ha quejado de mí?
—Según el manual, nunca hay que poner en labios de la seducida las palabras esposo, marido, conyugue que la hagan retraerse en su accionar infelidoso.
—Entonces si no hablan de mí, ¿de dónde usted infiere que soy malo para el serruche? ¿Es que usted no sabe que existen personas poliamorosos?
—Discúlpeme vecino, la verdad no había pensado en ese acápite. ¿O sea este desliz no es el primero?
— ¡Es mi vivir diario!
— ¿Y por qué no se divorcia?
— ¿Usted se divorciaría de ella?
— ¡No!
—Veo que usted es un buen catador
—Venga, pase ¡Edulteria ven a conocer al nuevo vecino!

lunes, 18 de junio de 2018

0223: Un día eres joven, y al día siguiente...


Ser viejo hoy en día ya no es lo mismo que hace 20 años.
Algunos llegan de golpe: un día eres joven, y al día siguiente estás haciendo cosas de gente mayor. 

Un día eres joven y al día siguiente estás bebiendo un Kas Guaraná.
Un día eres joven y te comes lo que sea y al otro solo comes verduras.
Un día eres joven y al siguiente ya no te animas a coger sin condón.
Un día eres joven y al día siguiente te da miedo tomar si no has comido.
Un día eres joven, y al siguiente estás comiendo pan con avena y semillas de chía.
Un día eres joven y al otro tienes una carpeta sólo para los papeles del médico.
Un día eres joven y al otro sabes calcular cuánto Dalsy corresponde por kilo de niño.
Un día eres joven y al otro te suenan las rodillas al agacharte.
Un día eres joven y al día siguiente estás abriendo un regalo con mucho cuidado para que no se maltrate la envoltura y poderla utilizar.
Un día eres joven y otro ya estás comparando los precios en el súper.
Un día eres joven y al siguiente hueles todos los suavizantes de ropa del supermercado para elegir el que te llevas. Y coges el que está una mijita más lleno, eso también.
Un día eres joven y al otro calculas el horario exacto para acostarte y dormir por lo menos 7/8
Un día eres joven y al otro día prefieres dormir en vez de salir.
Un día eres joven y al siguiente quedas para ir "a andar".
Un día eres joven y al otro te pones feliz de llegar a tu casa por qué vas a dormir
Un día eres joven y al día siguiente te despiertas en domingo a las 7:00 am así nada más, sin alarma y sin tener nada que hacer.
Un día eres joven, al otro te la pasas viendo discovery Channel, ID, TLC, Gourmet, CNN y viejas telenovelas
Un día eres joven y al otro te da cosita ir a festivales de música porque no hay baños dignos...
Un día eres joven y al siguiente quieres bañarte en la piscina sin mojarte el pelo.
Un día eres joven y al otro te molesta cuando te empujan en los conciertos y prefieres verlos desde atrás.
Un día eres joven y al día siguiente ya saludas diciendo: buenos días, tardes ya
Un día eres joven, otro entiendes que la gente tiene cosas por hacer y que no puede responder Whatsapp o cualquier red social inmediatamente.
Un día eres joven y al siguiente no sabes quién es Dua Lipa.
Un día eres joven y al otro día eres tú quien regaña a los niños
Un día eres joven y al otro te insisten para que salgas.
Un día eres joven y al otro estás poniendo “saludos cordiales” al final de tus correos.
Un día eres joven, al otro cuando dices tú dirección dices "Ahí tienes tu casa".
Un día eres joven y al otro te arrinconas tú sólo para no pisar lo fregao.
Un día eres joven y otro te enojas porque la casa se ensucia muy rápido
Un día eres joven, y al siguiente tienes una bolsa llena de bolsas debajo del fregadero.
Un día eres joven y al otro día te alegras porque hay nueva esponja de fregar.
Un día eres joven y al otro: un día se te caen los pantalones, te los subes más de la cuenta y "hey, pues así estoy bastante cómodo"
Un día eres joven y al siguiente ya no sabes qué canción está de moda.

sábado, 16 de junio de 2018

0222: test japonés


Imagínate que quedaste de acuerdo sobre una cita en casa de tu novi@
Estás parado frente a una encrucijada de dos caminos: uno es simple, y te permitirá llegar a destino más rápido, pero no verás nada interesante. El otro es largo e inesperado, con diferentes cosas interesante en él. ¿Por cuál irías?
Vas por tu camino y de repente ves 2 arbustos de rosas
¿Por qué no tomar un ramo de flores para tu querid@? Frente a ti hay rosas rojas y blancas. ¿Qué proporción de ellas escoges?
Llegas a la casa, tocas la puerta y te abre una empleada doméstica
¿Tú le pides a ella que le informe a la dueña de la casa sobre tu llegada, o simplemente gritas a tu amad@ que ya estás ahí?
Entras a un cuarto con tu amad@
¿En dónde colocas el ramo de flores? ¿En la ventana o en la cama?
Te despiertas y te diriges a la recámara de tu amad@ para darle los buenos días
¿Él ya se ha despertado o sigue durmiendo?
Es hora de regresar a casa
¿Cuál de los dos caminos eliges para el regreso: el largo o el corto?

Mira qué significan tus respuestas:

¿Qué camino elegiste para ir a la casa de tu amad@?
Si elegiste el camino corto, entonces te enamoras muy rápido. Si preferiste el largo y complicado, tus sentimientos aumentan progresivamente.
¿Qué flores escogiste para el ramo? ¿Y en qué proporción?
Las flores rojas indican cuán preparado estás para contribuir en la relación, mientras que las blancas hablan sobre cuánto te gustaría recibir. Si el ramo es de un solo tono, eso significa que esperas dar y recibir mucho de tu pareja. Si es multicolor, entonces probablemente mantienes un balance.
¿Tú avisaste sobre tu llegada o le pediste a la trabajadora doméstica que lo hiciera?
Si enviaste a la empleada doméstica, en los conflictos sueles recurrir a la ayuda de terceras personas. Si decidiste ir personalmente, todos los problemas se resuelven dentro de la pareja.
¿En dónde colocaste las flores?
Si las colocaste en la cama, entonces estás seguro en esa relación y quieres que estén juntos el mayor tiempo que se pueda. Si fue en la ventana, es mejor que no apresures las cosas.
Cuándo fuiste a despertar a tu amad@, ¿seguía dormido o estaba despierto?
Si la persona está dormida, entonces tú estás listo para aceptarlo tal como es y tolerar sus deficiencias. Si ya está despierto, piensas que puedes cambiarlo.
¿Qué camino elegiste para el viaje de regreso?
Si elegiste el corto, puedes dejar de amar a una persona bastante rápido. Elegir un camino largo significa un fuerte apego a un compañero y un deseo de construir relaciones a largo plazo.


miércoles, 13 de junio de 2018

0221: educando a papá


— ¿Qué será que Raul no me atiendo cuando lo llamo?
— ¿No estarás cayendo en la caducada de llamarlo a cada momento por motivos del trabajo que están haciendo juntos?
—Es que a veces se olvida de los encargos que le doy
—Honestamente, no lo creo. Él está más interesado que tú a que el proyecto tenga éxito. Pero ya que estamos hablando de esto es bueno que reconozcas una cosa muy importante y es en lo que yerran muchos padres o madres que llevan un proyecto con sus hijos.
— ¿Otra vez me vienes con tus ideas?
—Sí, otra vez y es porque no entiendes que cuando un padre con su hijo se embarcan en una actividad, se acaba el lazo parental y sólo funciona el gerencial. Tú deberás dejar a un lado tu autoridad paterna y conciliar de igual a igual con Raul y si el propone un cambio en contra de lo que tú piensas, tú tienes que aceptarlo y no tratar de imponerte por ser su padre, recuerda que cada uno ha aportado con un 50% de capital y él es tu socio. ¿Cuántas veces lo has llamado hoy por la mañana? Veo que lo has atosigado, yo la verdad admiro  a Raul su paciencia contigo, yo siendo él ya te hubiera mandado a la mierda.
—Es que tú eres irrespetuoso.
—No, y tú me conoces, no aguanto boludeces de nadie.


lunes, 11 de junio de 2018

0220: “Ti, ti...”


Estás caminando tranquilo, pensando en tus cosas, por alguna calle de la ciudad y de pronto: “tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii”. Chau concentración. 
¿No te dan ganas de darle un cocacho o mínimamente mandar a la mierda al conductor que toca la bocina sin ningún motivo? Yo le echo al menos una mirada lanzallamas para expresarle mi empute.  

Da la impresión de que a pocos importa que la contaminación acústica sea un caso de salud pública que causa estrés, presión arterial alta, ansiedad y otras consecuencias.  Sin embargo, no lo entendemos así.

Por el contrario, hemos creado un lenguaje de la bocina con tres significados: Uno, tocamos para alertar a un peatón que camina mirando su celular por la calzada, para evitar accidentes que pueden ser provocados por imbéciles que quieren cambiar de carril abruptamente o para advertir al conductor de adelante que el semáforo ya está en verde.  

Esta bocina de advertencia, suele sonar corta  y más o menos amable: “Ti, ti”, y significa más o menos en el primer caso: “dejá de ver tu celular, idiota, subí a la acera”. 
Y en el segundo caso: “no seas cojudo, conserva tu carril, te vas a chocar”. 
En el tercer caso: “Avanzá, sonso”.

Como en la ciudad hay muchos “idiotas”, “cojudos” y “sonsos” hay demasiados “ti, tis”, que encadenados hacen un ruido molestoso. 

Dos, tocamos para avisar que hemos llegado y estamos en la puerta: “Ti, tiiiii; ti, tiiiiii”, como gritando: ¡estoy afueraaaa, abrí la reja! 
También, para saludar a una amiga en la calle: “Ti, tíii”, como diciendo “hola mírame, estoy en mi auto, soy tu amigo del karaoke”.
Tres, tocamos para expresar bronca: “Tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, tiiiiiiiiiiii”. 
La bocina habla por el conductor que está “puteando” y quiere que el universo se entere, no sólo el causante de la ira. Este bocinazo es violento y significa más o menos: “cabrón de mierda, bajá del auto y vas a saber quién soy”  

sábado, 9 de junio de 2018

0219: el secreto de la felicidad


El secreto para sentirse dichoso es cagarte en los demás, y hacer lo que te dé la gana.
Mandemos a la mierda la necesidad de agradar.

En el mundo de hoy, cada vez más despiadado, es más necesario que nunca defender tu opinión, tus creencias y decir 'NO', a ti y a los demás'. Queremos complacer a todos, queremos caer bien a nuestro jefe y a nuestros colegas, al médico y también al gruñón cornudo de al lado, sin mencionar a familiares y amigos. Intentamos constantemente no avergonzarnos y ser considerados con los demás

No me malinterpretes, eso es algo bueno. Creo que es genial cuando las personas son educadas desde el primer día y no se comportan como mierdas, aunque bien lo sabemos que no siempre funciona. No obstante, al mismo tiempo, agradecería si también tuviéramos la opción de que nos dijesen que no debemos 'tragar' con ciertas situaciones.
Solo seremos felices si no nos importa lo que otras personas piensen u opinen de nosotros.

¿Cómo puedes evitar que los parientes hagan preguntas indiscretas sobre tu vida sexual? La respuesta, radica en la amabilidad. "Si eres cordial, no tienes que dar explicaciones ni enfadarte". Ejemplo práctico: tu tía te pregunta, "¿tienes quién te tire?", y tú, en vez de contestar "y a ti qué te importa, siempre igual hablando de mi vida amorosa qué pesada eres", di: "Oh, tía no hablemos de mi vida amorosa, cuéntame cómo descubriste que tu marido te ponía cuernos; eso es mucho más interesante.

Practica la asertividad que no es más que una forma de comunicación que consiste en expresar nuestras opiniones y realizar sugerencias de forma honesta, sin caer en la agresividad o la pasividad, respetando a los demás pero sobretodo respetando las necesidades de uno.
Ya sea la opinión de tu madre sobre cómo educas a tus hijos o la insistencia de tu amigo en que te vuelvas vegano o la décima vez que un compañero te dice que dejes de fumar... nada puede alterarte. Te recomiendo llevar a cabo la estrategia de "estar de acuerdo para estar en desacuerdo". Es decir, exclamar algo como "entiendo lo que quieres decir, pero realmente yo no lo veo así, y no quiero discutirlo ahora". Todo ello acompañado de buena cara, claro.
Recuerda: con amabilidad no tendrás que discutir nada. Esta estrategia también tiene un buen efecto secundario: no te estás resistiendo a decir lo que piensas, simplemente no lo elaboras. Y eso te hace sentir muy bien.

jueves, 7 de junio de 2018

0218: Cómo asegurar que entre ella y vos haya aceptación, calidez y apoyo mutuo.


¿Qué se siente en una relación segura, en la cual hay aceptación, calidez y apoyo mutuo?
Sientes:
Confío en que mi pareja quiere lo mejor para mí.
Está de mi lado y no es mi adversario.
Le preocupa mi bienestar.
Está disponible y presente emocionalmente.
Es capaz de ver —o al menos intenta ver— más allá de sí mismo.
No usará mis debilidades/vulnerabilidades en mi contra.
No avergüenza, culpa, critica ni juzga.
Sabe valorar, es cálido y brinda su apoyo.
Está dispuesto a compartir sus sentimientos de vulnerabilidad.
Está genuinamente interesado en mi mundo, mis emociones, mi día.
Es confiable, consistente.

Una relación es una calle de doble sentido, en donde constantemente tratamos de lograr el equilibrio como dos partes de un todo complejo. Si bien es esencial tener consciencia de nuestras propias necesidades en la relación, en la misma medida debemos esforzarnos por tener consciencia y tratar de satisfacer las necesidades de nuestra pareja.

Crear una relación segura significa que yo:
Escucho, no sólo para responder sino también para tratar y entender.
No juzgo ni analizo.
No doy consejos a menos que me lo pidan explícitamente.
Soy curioso, me interesa entender y conocer mejor a mi pareja.
Busco lo bueno, doy el beneficio de la duda, muestro valoración.
Tomo en serio sus sentimientos.
Comparto mis sentimientos y pido lo que necesito; no asumo que mi pareja sabe leer la mente.
Acepto la imperfección.
Explico mi estado de humor, mi irritabilidad, mi falta de disponibilidad.
Trato de compartir mis dificultades de una forma no agresiva ni crítica.
Asumo la responsabilidad por mis propias emociones.
Tomo la iniciativa para construir la relación.
Estoy emocionalmente presente.
Trato de ver más allá de mí mismo.

Sí, es mucho trabajo, pero el objetivo no es lograr la perfección en todos estos planos, sino fijar metas, crear consciencia, trabajar en las áreas débiles y crecer paso a paso.
No basta con sentir la necesidad de tener una relación segura; se necesita que tanto él como élla se esfuercen continuamente para crear esta clase de relación.

miércoles, 6 de junio de 2018

0217: ¿Y tú? ¿De qué cosa te arrepientes?


Me arrepiento de no haber sido fiel a mí mismo
El más común de todos. A todos nos pasa que muchas veces hemos tomado decisiones importantes coartados o medio convencidos por los demás.
Me arrepiento de  haber trabajado tanto
El más curioso de todos, si atendemos a ese concepto del trabajo como algo que dignifica la existencia. 
Me arrepiento de  no haber expresado mejor lo que sentía
Como resultado, se conforman con una existencia mediocre y anodina y nunca se convierten en lo que realmente querían ser, por ello, siempre ten cuidado en lo que te conviertes, no sea que otros elijan por ti.
Me arrepiento de  haber dejado de lado a mis amigos
Algunos se vieron tan sumergidos en sus trabajos y vidas conyugales que dejaron atrás antiguas amistades.
Me arrepiento de  no haber sido más feliz
Muchos no se dan cuenta hasta el final de que la felicidad no es un estado, sino una elección.
Se quedan atrapados en viejos patrones y hábitos. La llamada ‘zona de confort’ y el entorno familiar les paralizaron, y “el miedo al cambio” les hizo fingir delante de los demás, y para sí mismos, que estaban contentos, cuando en lo más profundo de su ser anhelaban reírse y volver a hacer todo tipo de tonterías.

lunes, 4 de junio de 2018

0216: No escojas a la persona que es parte de un triángulo.


Ser parte de un triángulo significa que la persona emocionalmente "depende" de algo o alguien mientras trata de desarrollar otra relación.
Una persona que no se ha separado de sus padres es el ejemplo clásico del triángulo.
La gente también puede formar parte de un "triángulo" con cosas como las drogas, el Internet, los pasatiempos, el dinero, los deportes.
Cuídate de que tu pareja y tú estén libres de esto.
La persona que forma parte de un triángulo no puede estar emocionalmente disponible para ti. No serás su prioridad. No es una base para formar un buen matrimonio.

domingo, 3 de junio de 2018

0215: como hacer pis


Es normal que para algunas orinar en la calle les resulte incómodo, a otras, les causa mucha ansiedad y las afecta física y emocionalmente. Y otras no son capaces de orinar si hay hombres cerca. E incluso si no hay nadie, se cohíben ante la idea de alguien pueda llegar y las vea. Aunque se estén reventando, simplemente no logran chisguetear.
Para estas personas se vuelve común tomar medidas con tal de evitar ir a mear fuera de casa. Por ejemplo, evitan tomar líquidos antes de salir, se esfuerzan por orinar varias veces en casa aunque no tengan ganas, planean cada salida para calcular cuánto tardarán en volver a casa, tratan de no estar más de 20 minutos en la calle o evitan viajar. Para otras, incluso se vuelve un problema recibir visitas en casa, pues no son capaces de ir al baño mientras haya gente ahí.

Esta condición puede llegar a afectar el trabajo, las relaciones de pareja y familiares de la no meadora, nos explica Amanda Pérez. Este comportamiento genera una ansiedad al notar que otros podrán escuchar el chisgueteo y darse cuenta de que está orinando.
Explica que las causas de este comportamiento son muy variadas y dependen de cada persona. Desde traumas de la niñez y rasgos de la personalidad hasta preocupaciones relacionadas con la sexualidad o incluso condiciones físicas.

Amandita nos indica que es parte de un club de amigas, las cuales brindan ayuda a las recalcitrantes y en tal entendido a través de este medio pide a los transeúntes que si ven a un grupo de chicas meando en la calle rehúyan emitir gritos histéricos o silbidos admirativos pues al hacerlo desentonaran el chisgueteo de las primerizas, y coadyuvarán a las desnalgadas que son las primeras de proclamar como indecoroso mear en la calle.

jueves, 31 de mayo de 2018

0214: Los rasgos de personalidad que definen a un serruchador exitoso


1.- Meticulosidad
La gente meticulosa se asegura de cumplir sus fantasías al pie de la letra. Son buenos a la hora de controlar sus impulsos y en recordar la sabiduría de sus decisiones para el serruchado. 
Después del coeficiente intelectual, este rasgo es considerado uno de los mejores indicadores de los resultados que la persona alcanzará en su vida como, por ejemplo, el éxito entre las vecinas.

2.- Capacidad de adaptación
Todo el mundo se enfrenta a situaciones que generan ansiedad pero quienes tienen gran capacidad de adaptación pueden serruchar con más facilidad bajo presión, sin permitir que esto afecte negativamente su comportamiento y decisiones.

3.- Aceptación de la ambigüedad
¿Eres de las personas que prefieren que sus coitos sean predecibles y están bien definidas o disfrutas de coger con una desconocida? La gente con alta tolerancia a la incertidumbre puede incorporar muchos puntos de vista antes de tomar una decisión, lo que quiere decir que son menos dogmáticas y tienen opiniones más matizadas.

4.- Curiosidad
Comparado con otros rasgos mentales, de alguna manera la curiosidad ha recibido poca atención por parte de los cornudos. Sin embargo, coitos recientes señalan que un interés inherente en nuevas ideas trae muchas ventajas al serruchado: puede significar que eres más creativo y flexible en los procedimientos que usas, te ayuda a aprender con más facilidad y aumenta tu satisfacción sexual.

5.- Tolerancia al riesgo
¿Evitarías un coito potencialmente desagradable o prefieres ir adelante sabiendo que el malestar en el corto plazo resolverá la situación y traerá beneficios a largo plazo? La capacidad para hacer frente a situaciones difíciles es crítica para lograr en lo que otros han fracasado puesto que necesitas tomar decisiones para favorecer tu satisfacción, incluso cuando tienes que hacer frente a una fuerte oposición de algún cornudo.

6.- Competitividad
En su mejor faceta, la competitividad puede ser una potente motivación que te lleva a hacer el esfuerzo adicional necesario para alcanzar un coito. Su peor cara, sin embargo, puede llevar a la ruptura del matriqui del vecino.

Juntos, estos seis rasgos contienen la mayor parte de lo que hasta ahora se sabe sobre los muchos atributos que influencian el desempeño sexual, en especial para aquellos que tienen su mirada puesta en una mujer difícil de conseguirla.

miércoles, 30 de mayo de 2018

0213: mierdeando


—La gente es inculta y mal enseñada, lo digo, porque hay algunos en que cagan en horas de oficina y el baño hiede y no me canso de decirles que uno caga en su casa y solo orina en la oficina
—Quizás no tienen baño en su casa
—Eso sería en el siglo pasado
—Y también abundan los que gastan su plata en huevadas y no son capaces de comprarse un desodorante o esas mujeres que se bañan en perfume y hieden como putas
— ¿Te has levantado con el pie izquierdo?
—No, lo que pasa que estoy emputado con TIGO, su internet es una mierda y su tv está llena de propaganda, uno paga para ver películas y ver actividades deportivas, pero no, cortan las pelis a cada rato para meter su propaganda y las autoridades no dicen nada ni me meten una multa que haga que les duela el culo a sus gerentes y en la parte deportiva en vez de futbol, box o lo que mierda sea nos llenan la pantalla con gente que da su opinión como ese chiringuito y otros, a mí me importa una mierda su opinión que si tal o cual club deportivo hace o deja de hacer una cosa, yo jamás escucho a estos pelotudos como tampoco a los analistas políticos, pues los unos no dicen la verdad sobre los jugadores o técnicos, pues si lo hacen éstos no les dan oportunidad de entrevistarlos y en el caso de los analistas no dicen lo que piensan, sino lo que creen que quiere escuchar su interlocutor, al igual que actúan las amigas cuando se ven de mucho tiempo: “¡qué bien te ves!” y cuando se separan le susurra a su madre:”¡pobrecita que le habrá pasado!”
—En eso tienes razón, estos programas de opinión deportiva deberían estar en la tv abierta, pues hablan de “su futbol”, pues a nosotros que nos importa lo que hagan argentinos o peruanos y como tú dices los periodistas bolivianos son una mierda y eso se refleja en el futbol de mierda que tenemos.

lunes, 28 de mayo de 2018

0212: ¿Por qué están llorando los bebes?


Aquel estaba jugando con eso y éste le pidió que le prestase y aquel lo mando a la mierda, entonces éste monto en cólera gritándole hijo de puta no sabes con quien te estas metiendo y aquel le grito bésame el culo y éste intento arrojarle su mamadera y aquel al ver fallida su intentona echo una carcajada de burla y éste le mostro el dedo y aquel le mordió y éste en respuesta lo arañó. Si no es por eso, ¿Quién diablos sabe porque dos bebes lloran al unísono?

sábado, 26 de mayo de 2018

0211: los peligros de dormir temprano


—Espere.
Se inclinó, acercándose a ella, y bajo el débil resplandor de su cigarro sus ojos negros parecían profundos, un vacío en el cual ella podría caer y jamás escapar, ella se imaginó que iba a besarla.
—Por favor, no lo haga
Gimió, echándose hacia atrás. Entonces comprendió. Él simplemente le ofrecía el fuego de su cigarro. Se sintió tan avergonzada y humillada; ahora, con toda seguridad, él ya conocía su secreto. Las lágrimas se agolparon en sus ojos. Él parecía aturdido.
— ¿Acaso la he ofendido?
—No. Lo siento, cometí un error. Pensé que usted...
Él guardó silencio; por la expresión del rostro de él, pudo ver que había comprendido. Después, tanto que le parecía estar soñando, él tiró el cigarro y la atrajo hasta sus brazos. La besó y ella percibió el olor a nicotina y a algo leve y deliciosamente aromático, sintió que a través de sus poros se filtraba todo el calor de esa noche de verano, que sus entrañas se disolvían, fluyendo hacia abajo en un lento y letárgico deslizamiento. Tenía que apartarse de él, interrumpir ese instante y huir al interior de la casa. Pensó en su esposo, durmiendo con toda tranquilidad, pero no era capaz de moverse. Era como si toda su vergüenza y todos esos goces prohibidos fueran parte de alguna exquisita droga paralizante. Nunca antes la habían besado así, con unos besos lentos, dulces e interminables, como un mar abierto sin tierra.
La llevó en brazos el resto del camino, con la misma facilidad que si fuera una niña, descendiendo el angosto tramo de escalera que conducía al sótano. En el interior, vio una cama angosta.
Su cuerpo desnudo avanzó lentamente hacia ella, era la primera vez que pensaba que el cuerpo masculino era hermoso. Deslizando las manos a lo largo de sus brazos, la tomó de los hombros y suavemente la hizo acostarse de espalda. Se arrodilló en el suelo delante de ella, bajando la cabeza como si estuviera orando.
Allí. ¡Oh, santo Dios!, la estaba besando allí.
Se sintió escandalizada y, de alguna manera, eso hizo que todo le pareciera más maravilloso. Y tan perverso. Temblaba tanto que sus piernas se sacudían en espasmos. ¿Realmente la gente hacía eso? Seguramente, la gente decente no lo hacía. Justo en ese momento, supo que no actuaba de una forma decente y no le importó. Lo único que importaba eran esos dedos hundiéndose entre sus nalgas, su boca cálida y dulce. Su lengua. No podía dejar de temblar..., no podía detenerlo...
Entonces la penetró, introduciéndose en ella furiosamente, los dos cuerpos resbaladizos por el sudor. Besándola en la boca con el sabor de su propio cuerpo en los labios de él, como una extraña fruta prohibida. Y ella gritó una y otra vez, envolviéndolo con brazos y piernas mientras todo su cuerpo se estremecía de placer, de urgencia, de necesidad.
«Oh, qué sensación tan exquisita! ¿En realidad soy yo, haciendo todo este ruido? Oh Dios..., no me importa..., simplemente no quiero que termine..., es tan bueno..., se siente tanto.»
Él se hundía en ella cada vez más profundamente, más rápidamente, tensando el cuerpo, con la espalda arqueada y los músculos del cuello destacándose debajo de la piel. Ella le oprimió las nalgas con los dedos, con fuerza, amando el contacto con ese cuerpo esculpido, la forma en que se curvaban. También él empezó a gritar, con un ronco sonido gutural, una y otra vez.
Después la inmovilidad, una deliciosa sensación de flotar, como si fuera una pluma arrastrada por la primera brisa, transportada muy lejos hacia la noche.
Abrió los ojos para encontrarse con el rostro que le sonreía.
—Esta vez sí podrás dormir