jueves, 12 de noviembre de 2015

587: Como incentivar la relación espermática

ESTOY SALIENDO DE LA DUCHA
Así que una vez que te encuentres desnuda, fuera de la ducha, llámalo cuando él esté a punto de llegar a casa (claro, ten cuidado de hacerlo en situaciones en las que él corra peligro, por ejemplo, mientras besa y saluda a su esposa o en momentos en que puedas interrumpirlo, en el medio de una copulación) y describe lo que ocurrió en la ducha caliente mientras te encuentras pensando en él. La mejor parte es el final: cuando le dices que le esperarás así cuando él pueda ir a tú casa. Te aseguro que llegará en el momento que menos lo esperes.

ESTOY TOCÁNDOME Y PIENSO EN TI
Este tipo de llamada podrás realizarla en cualquier momento. Incluso podrías enviar un mensaje de texto o si quieres ser más atrevida, enviarle fotografías sugerentes. Algo más conceptual, nada explícito. Lo mejor, recuérdalo siempre, está en los detalles. A la hora de la descripción la idea es jugar con el lenguaje y no ser tan explícita. Ahora si de vez en cuando, sale de tu boca algún sonido de placer, déjalo salir. Eso le encantará. Él querrá estar a tu lado pronto. Sin duda será un experimento que él apreciará.

ERES MI FANTASÍA ERÓTICA
No hay nada mejor para los hombres que elevarles el ego a la máxima potencia. ¿Acaso hay algo mejor que decirles que son unos dioses del sexo? ¿Qué es la fantasía que siempre soñaste? Claro, no se trata de mentir. Y también algo de verdad hay en eso. Así que mejor decírselo. Para ello puedes no estar ni desnuda, ni recién copulada, ni peinándote. Puedes estar sentada tranquilamente en la falda de tu jefe pensando en lo que le dirás y hacerlo algunos minutos después. Y piensa en decirle todo aquello que realmente has pensado de él, en el sexo y lo que hace para ti en tu entrepierna. Dilo todo y seguro que él continuará la conversación para hacer de ello una plática erótica sin fin.

MOMENTO CLÍMAX
¿Qué mejor que hacerlo antes y llamarle momentos previos al orgasmo? Éste oh, oh, oh es más recomendable hacerlo cuando ya has practicado antes otras llamadas a otros amantes. Antes puedes preparar un mensaje de texto en el que dirás algo como “estoy pensando en ti, te llamaré” Él estará esperando esa llamada. Pero también, como siempre, piensa en el momento ideal para hacerlo, que no esté con su esposa o en el trabajo, pero sí, por qué no, mientras viaja en el metro, mientras espera el autobús, mientras plancha la ropa de su esposa o mientras lava los platos. El encuentro posterior a la llamada tendrá una sonrisa cómplice y deliciosa, pocas veces experimentada.

HAZTE AYUDAR POR UN AMIGO
Si no te atreves a decirle que estás haciendo por ti misma tal o cual cosa, entonces enciéndelo mientras le dices que estás usando algún amigo. Hazte acompañar de ruidos, gemidos, y todas las sensaciones que verdaderamente lleguen a ti en ese momento. Simplemente le encantará.

6 comentarios:

  1. jjajaja

    tomo noto para un momento desesperado jajjaja

    besos ¡

    ResponderEliminar
  2. ¿tanto hay que hacer?
    Me gusta más que baste con una caída de ojos ;)

    ResponderEliminar
  3. Digo yo Chaly todo esto está muy bien, pero no enfriará en vez de calentar.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A Gustavo esta vez se le escapó el lado espontáneo...
    Bss, Chaly.

    ResponderEliminar