lunes, 24 de enero de 2011

83: CINCO REGLAS DE ORO PARA DAR FELICIDAD, ALEGRIA Y ESPERANZA DE MEJORES DIAS PARA EL SER QUE USTED AMA

Si usted realmente vive preocupada al ver el rostro crispado, las nuevas arrugas y algunas canas en su ser amado, seguramente ha comenzado a buscar bibliografía para que la ayude en este trance transcendental en que atraviesa su vida y la del imperfecto.

En cambio, si a dirigido sus pasos en pos de sus amigas y a ellas les ha confiado su desconsuelo esperando que las mismas le den la solución a su problema, puedo decirle irrebatiblemente que por ese camino no lograra remedio alguno y al contrario usted caerá en la corriente del chisme socarronero.

Mi larga experiencia tratando a mujeres como ustedes me dan las pautas para sugerirles la única solución a su contrariedad. Acá habrá que hacer una hipérbole e indicarle que de las cinco, sólo usted deberá poner en práctica una, porque esa es la indicada para usted, las restantes son para otras mujeres que al igual que usted solo se preocupan en la felicidad de las personas a las que aman con locura y fervor.

Sugerimos con toda cautela que usted deberá categorizar sus quereres y en función de lo anterior sabrá a quien estará dirigida la regla, pues cabe aclarar que cada regla solo puede ser dada a una sola persona idolatrada.

Cada una de las reglas tiene su capacidad de mejoría comenzando con la más débil (particularmente cuando el conflicto es leve) y sucesivamente hasta llegar a la quinta que es la más fuerte y es para aquellos casos en que se cree que es eminentemente el colapso viril.

Lamentablemente y lo digo con el corazón destemplado, la vida es así y solo un solo querer será el receptáculo donde usted colocara la regla y ese cacharro rebozara de felicidad, alegría y esperanza de mejores días en su vida a partir de ese instante transcendental.

En líneas arriba le dije claramente que usted solo podría monopolizar una de las reglas y ello lo hago en función de mi larga experiencia comerciando con mujeres y esa experiencia indica que usted solo una regla tomará y la pondrá en movimiento.

Usted no deberá sorprenderse cuando su ser amado reviente de alegría al recibir la regla de oro y en retribución la estampille a besos y estreche su silueta con arrebatados y lascivos estrujones.

En lo que usted deberá poner una gran atención es en buscar a uno que sea honesto y no uno de aquellos alquímicos de pacotilla que disminuirá la pureza, calidad y peso, en perjuicio del ser que usted ama.

La primera regla deberá pesar una, y paulatinamente hasta alcanzar a la ultima con cinco onzas, la longitud no debe sobrepasar los cuarenta y el ancho no ser menor a ocho centímetros.

En una cara deberá llevar un lema llena de fervor; en la otra cara un emblema en el cual se muestre el gran amor que usted siente por el fiduciario y por el que le dijo como usted debe obrar para que el que usted desee, la ame.

5 comentarios:

  1. jajaja!!!
    Me alegro de tu sinceridad,de experto "con el corazón destemplado" jajajajaja!!Casi caigo corriendo para venir aquí, cuando leí las primeras palabras en mi lista de blogs jajajaja!!
    No tienes compongo!!! jajajajaja
    Abrazotesss y linda semana y que te estampillen la cara a besos jajajaja

    ResponderEliminar
  2. SEGUIRE TUS REGLAS A VER QUE PASA.UN SALUDO

    ResponderEliminar
  3. Pues iremos probando ¿no?

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¿De verdad?, ja ja...Eres terrible con tus entradas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar